242/365 Revisiones y Reparaciones

IMG_7944 cerco reparaciones ok flickr

Este artículo aparte de para salir hoy del paso con la fotografía diaria de este proyecto es para contaros (sobre todo a los  “manitas”) como corregir o controlar algunas averías de nuestros automóviles, sobre todo aquellos que ya pasaron de los diez años.
No escribiría este artículo si no fuera porque recibo muchas visitas en este blog sobre artículos relacionados con el automóvil y sus averías y como suelo decir “Dios nos manda compartir y enseñar a quien no sabe”.
Comenzaré por el primer problema que se me ha presentado hoy, Sistema de Frenado.
 La ITV de hace unos meses me advirtió que una de las ruedas traseras frenaba menos que la otra, no es demasiado importante pero míralo para la próxima revisión, me dijeron.
Este finde que ha hecho muy buen tiempo y estaba en un lugar apropiado me he decidido a “ver que pasaba ahí dentro”.
Para ver el estado de las zapatas y tambor solo hay que sacar la rueda y este tornillo,IMG_7928 cerco cerco flickr luego y con el freno de mano suelto el tambor debe salir solo y si no es así se le aplicarían varios golpes con un martillo para centrarlo y sacarlo simplemente tirando de él hacia atrás.
Pues aquí me he encontrado con el primer problema, por más golpes que le daba no podía sacarlo, tal ha sido la imposibilidad que he tenido que recurrir vía telefónica a mi amigo Pablo (gran experto en estos temas) para saber qué puñetas pasaba ahí.
Ni una duda, sabía perfectamente de qué le estaba hablando, es que el tambor está desgastado y se ha producido un rebaje y las zapatas no te permiten sacarlo, “tienes que sacarlo por la fuerza”.
Por si te sucede, el procedimiento es el siguiente: hay que aflojar el freno de mano a tope, luego soltar los dos tornillos del cilindro de frenos (es necesario aflojar el racor del líquido) con dos buenos cortafríos hacer palanca de una manera perpendicular al eje hasta que salga. El problema es que en el tambor se ha producido un desgaste por la fricción de las zapatas y se ha creado un rebaje, como el mecanismo de tensado automático IMG_7935 cerco cerco flickraproxima las zapatas estas crean un diámetro superior al borde del tambor lo que resulta imposible el sacarlo. IMG_7946 cerco cerco flickrLo que sucede una vez que se saca por la fuerza es que estos “clavos” y unas arandelas  que sujetan las zapatas se deforman, no hay problema porque luego se enderezan y se montan otra vez.IMG_7929 cerco cerco flickr IMG_7959 cerco cerco flickr

Lo normal sería llevarlo a un taller de torno y darle un repaso pero yo no estaba en situación de hacerlo así que le he quitado el borde con la radial y de momento valdrá porque las zapatas no tocan ahí así que no hay problema con la seguridad.
Es una avería un tanto curiosa porque la otra rueda está exactamente igual que nueva, no se muy bien cual ha sido la causa de que siempre esta rueda ha frenado hasta desgastarse de esa manera tan brutal.

Ya que estaba liado con los frenos le he sustituido el líquido, una tarea muy sencilla si se sabe hacer. El procedimiento sería el siguiente: rellenar hasta el borde el depósito del líquido de frenos, comenzar con una rueda aflojándole el tornillo de purga, luego comenzar a pedalear con el freno sin perder de vista el nivel del líquido en el depósito porque como se vacíe y entre aire “te vas a enterar” y así sucesivamente en cada rueda.
Juraría que por el color y aspecto del líquido allí llevaba los 16 años del vehículo.
Este líquido recomiendan sustituirlo cada cinco años porque se va degradando y pierde propiedades haciendo que la fuerza en los frenos sea menor, con el tiempo se forman microscópicas burbujas de aire que “amortiguan” la presión del circuito, un circuito donde hay más de 200 kg/cm cuadrado de presión.

Refrigeración: llevo mucho tiempo observando que el agua de la refrigeración “desaparece de una manera misteriosa” de vez en cuando me veo obligado a reponerla, sobre todo después de la avería que sufrió el día del retorno de las vacaciones (entrada  222 Suertes y Contratiempos) El nivel del agua en cualquier vehículo (sin averías) suele aguantar un año sin tener que añadirle agua, se suele perder fundamentalmente por dos motivos, uno es un pequeño orificio en manguitos, radiador, o cualquier punto del circuito, si es muy pequeño no se ve que gotea porque la propia temperatura del motor lo hace evaporar, a veces suele aparece un pequeño charquito después de un calentón porque alguna abrazadera no aprieta bien y cuando se enfría al contraerse y mantener presión el circuito se sale algo de agua.
La otra causa es más seria y es porque en la junta de la culata hay una fisura y se va colando en la cámara de combustión y desaparece con las explosiones del motor así que no deja rastros, cara solución.
Para ver si el circuito es “estanco” he utilizado un procedimiento casero pero muy práctico. Se trata de meter aire en el circuito y conseguir un poco de presión y ver si es estable o desaparece en pocos minutos. En esta fotografía se puede ver el montaje,

IMG_7952 cerco cerco flickr con una bomba de inflar y utilizando una válvula de una cámara de bicicleta, por ejemplo, le metemos un poco de aire hasta que observamos como el tubo más gordo (el que va al radiador) se hincha.
¿Por qué se necesita presión en el circuito? Creo que la respuesta no la conoce todo el mundo, todos sabemos que el agua hierve a 100 grados, en las paredes de la culata hay muchísimos grados más y ahí se generan espontáneamente burbujas y estas evitan que el agua toque el material caliente de la culata, al tener presión las burbujas “se fastidian”. Puedes hacer la prueba con un recipiente de metal y calentándolo hasta que hierva verás como se generan las burbujas.
Pues en mi auto le he metido presión y he observado cómo esta  se marchaba por un punto del radiador. Un tubo pequeño que comunica con el vaso de expansión, lleva un acople con el radiador a presión pues parece ser que las juntas se han fastidiado y por ahí se marchaba la presión, le he puesto pegamento especial plástico NURAL 23 y luego pasta de carrocero y espero que no me vuelva a molestar.IMG_7960 cerco cerco flickr

Después de un buen rato cuando el pegamento ya estaba seco le he vuelto a meter presión y un silbido salía por el vaso de expansión. Este tiene dos válvulas, una permite entrar aire y la otra salir, parece una contradicción entonces ¿para qué sirven?. Al calentarse el agua el circuito coge presión (pare evitar las burbujas) si esta presión excede de un valor la válvula se abre para evitar que se rajen los manguitos.IMG_7947 cerco cerco flickr

La otra válvula es para todo lo contrario, cuando el agua se enfría y pierde la presión, si cae por debajo de la presión atmosférica esta válvula (es muy sensible) se abre permitiendo rellenar el circuito para que cuando volvamos a arrancar el motor comenzar nuevamente el ciclo.
Pues bien, en mi caso el problema era que la válvula que impide que salga el aire no cerraba bien entonces no me extraña demasiado que en el viaje de las vacaciones la temperatura fuera tan elevada porque la presión no era la correcta.
Cuando surge esta avería lo más normal es ir a la tienda de repuestos a por un tapón nuevo, es curioso pero un mecanismo tan sencillo y barato puede generar en una avería complicada y cara, decía que lo normal es ir a por el recambio pero yo como no soy “normal” ni tenía la tienda cerca pues he conseguido solucionar los “problemas del tapón” que aparte de la válvula la junta también estaba picada y no cerraba bien (recuerdo que este auto estuvo más de un año semiabandonado sin agua en el circuito, click AQUÍ).
He desmontado la válvula y la he dado la vuelta a la junta de goma, he tensado el muelle y he fabricado una junta de goma de una recámara de una rueda de carretilla, después de toda esta operación le he vuelto a aplicar presión y todo parece funcionar de maravillas, el tiempo me dará o quitará la razón.IMG_7950 cerco cerco flickr

Ya que estamos “de mecánica” he revisado las correas del alternador y bomba de dirección, cuidado con la tensión de las correas, una correa floja puede chillar y no refrigerar bien o dar problemas con la dirección pero una correa “muy tensada” provoca en muy poco tiempo rotura de rodamientos en los ejes del alternador o bomba, he visto muchísimas veces este tipo de averías, muchas veces es sin malicia, no voy a decir que los talleres lo hacen adrede, a veces personal muy joven y con poca experiencia por el miedo a que se aflojen las tensan a tope, es mejor dejarlas más bien tirando a flojas y después de mil kilómetros reapretarlas, si es cierto que es más cómodo trabajar solo una vez.

Bueno, así he pasado parte del día mezclando máquinas fotográficas con herramientas de mecánicos. Espero que os sirva de ayuda mis comentarios, de vez en cuando mirad el motor aunque los autos modernos solo se ve una tapa de plástico que dentro de poco tiempo estará precintada por el servicio técnico para que nadie pueda quitarla.
La seguridad no tiene mucho que ver con la edad del automóvil a pesar de que nos quieran “vender la moto” obligándonos a comprar coches nuevos, llevo 30 años conduciendo siempre autos viejos, nunca he necesitado airbags (a Dios gracias) cuando “me la he pegado” ha sido por mi culpa, borrachera, exceso de velocidad, etc, cada día veo en las noticias del fin de semana autos nuevitos destrozados y si piensas de otra manera, si piensas que por tener  tecnología vas más seguro sal corriendo y cómprate un Mercedes full equipación y ya de paso pásate por una tienda de fotografía y llévate una Canon EOS 1D Mark IV  o  una Nikon D4 aunque puede darse el caso de que acabes cayéndote de una escalera o sin ganar ni el concurso fotográfico de tu barrio pero por “seguridad que no sea”.

Muchas gracias por vuestro APOYO y comentarios. alcorlopantano.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *