Tormentas de Verano

Mi padre decía que hay dos tipos de refranes, unos son los “verdaderos”, o sea, los que siempre se cumplen y los “demás”; el refrán de hoy pertenece al primer grupo y es aquel que dice: “El hombre propone y Dios dispone”. Mi excursión fotográfica de ese martes 2 de Julio de 2019 estaba orientada principalmente a hacer o mejor dicho mejorar una fotografía de la Vía Láctea en las cercanías de la presa de Alcorlo; la intención era utilizar un filtro de manera intermitente en la parte inferior para restar luminosidad a la zona de las farolas que iluminan la carretera sobre la presa; todo se torció, y a pesar de que me acosté a las 3:50 del miércoles la Grandiosa Vía Láctea apenas si la vi durante unos tristes segundos.

Mi segundo plan era hacer un timelapse motorizado a la Vía pues llevo varios meses mejorando y fabricando tanto la barra de desplazamiento como otro mecanismo de rotación que seguiría la trayectoria de las estrellas. Mi vídeo anterior sobre este tema y lugar. click AQUÍ.

Mi tercer plan era hacer una tremenda circumpolar mejorando en lo posible esta fotografía.

Este relato resultará extenso pues reflejaré detalles técnicos así como matices y sensaciones que experimenté o padecí a lo largo de toda la sesión fotográfica que comenzó antes de ponerse el sol y acabó sobre las 3:30, o sea: seis o siete horas. Puedes leerlo en la tablet a modo de capítulo de un libro digital antes de acostarte.

AQUÍ EL ENLACE AL VÍDEO resumen de todos los timelapse.

Parte I, PREPARATIVOS.

La Vía Láctea comienza a ser visible y apta para conseguir buenas fotografías a partir del mes de Mayo, después se va poniendo cada vez más vertical a la vez que los días van siendo más largos y por lo tanto habrá más luz en el firmamento y por consiguiente peor visibilidad darán las estrellas pero por “H” o por “B” se me estaban escapando los días como el agua el río abajo y sin tener ocasión para fotografiarla así que sin encomendarme ni a Dios el martes día 2 salí pitando para Alcorlo con intención principal _como dije antes_ de mejorar la fotografía.

Mi padre solía a veces solía decir que “Dios me anuncia algunas cosas” y a mi me pasa lo mismo, a veces te suceden pequeños detalles que presientes que ese día no será de los mejores.

Como la noche prometía larga decidí dar una pequeña siesta, apagué el móvil, cerré las ventanas y me tumbé en el sofá con intención de al menos relajarme aunque en breves minutos suelo caer en las manos de Morpheo. Justo cuanto tu ser ya comienza a desaparecer de este mundo suena el maldito teléfono de casa pues siempre te queda algo que se te escapa del control absoluto, las empresas suelen utilizar estas horas para venderte cualquier cosa así que no le hice caso, se cansó de sonar y se paró, al momento el móvil vibró… era mi acompañante que quería saber si volveríamos a casa esa misma noche, total que se fastidió la siesta, a veces por más que luchas porque salgan las cosas resulta imposible.

Voy al súper a por algunos alimentos para pasar la tarde noche y me encuentro en la puerta una persona sentada en el suelo con un cartel bastante grande donde informa ampliamente sobre su situación lastimosa de él y de su familia a la vez que pronuncia alguna palabra casi inteligible; ni me paro a leerlo porque me llevaría varios minutos… a veces le doy alguna moneda y cuando no lo hago (no llevas monedas aparentes o porque pagas con tarjeta) me queda ese mal sabor amargo en el alma porque parece que tu tienes parte de culpa de la situación por la que está pasando o que es una prueba que te puso el Universo y no la superaste; también me obliga a pensar si alguna vez me encontraré en su situación pues mi madre solía relatar un refrán que decía: «nadie diga bien estoy porque yo también estaba», sin embargo, y a la vez, pienso que económicamente tan mal no estará pues rara es la vez que no lo encuentras fumando y pienso “nunca se ha dado el caso de que murió nadie por dejar de fumar” ¿por qué no abandona el tabaco o acaso se lo regalan en el estanco? El caso es que me voy comiendo el coco de regreso a casa como si hubiera cometido una falta de humanidad y es que con el tiempo y la edad uno se vuelve más sensible.

A las cinco de la tarde recogí en su barrio a mi paisano de Alcorlo, aquel que me contó la tremenda historia del PERRIZORRO. Al poco de comenzar el viaje me cuenta lo que le sucedió la semana pasada en el lugar donde hoy haría las fotos.

Resulta que paseando por el campo había descubierto una tremenda camisa de serpiente, mayor de un metro de longitud, oteando a su alrededor en busca de su dueña tardó poco en observar como unas hierbas secas se movían sin motivo aparente así que se acercó a ver si estaba allí la serpiente. No tuvo suerte el animalito pues al verse amenazada se elevó sobre el suelo poniéndose recta como el palo de una escoba, según mi paisano su tamaño superaba su cintura, sin pensárselo dos veces y en vez de retroceder y dejar en paz al animalito le metió un golpe con la garrota que textualmente dijo: le di un viaje como si hubiera sido una hoz; por supuesto al momento le destrozaría la cabeza a golpes de palos. ¡no puedo con eso! ¿qué mal le hacía el animal? ¿por qué matar por matar? ¿se puede ser más depredador? ¡qué mala suerte tuvo el animal de toparse con semejante ser! Si me hubieran valido las ideas le hubiera hecho abandonar el vehículo sin detener la marcha… Total, que imaginándome las escena pasé parte del viaje sin poder hacer nada para poder evitar su muerte; estas cosas quieras que no afectan al ánimo y a la concentración en plan negativo y más teniendo en cuenta que esos animales estará al borde de la extinción pues rara vez se ve alguno correr entre las hierbas.

Parte II, EN LA FAENA

Sobre las seis de la tarde ya estábamos cada uno en nuestras faenas, mi paisano en su huerto y yo montando mi barra timelapse.

Lo primero que haría sería insertar DOS led en la cruz del campanario pues hace unas semanas instalamos sobre la cruz existente una más pequeña con unos led diminutos pero quiso la fortuna que entre los cerca de 100 instalados hubiera DOS que apenas iluminaban así que me subí a sustituirlos y ya de paso a modificar la instalación de una manera provisional porque la pequeña luz que emiten los led de 3mm de diámetro y a pesar de que se alimentan con una intensidad de 3 miliamperios (lo normal para que den luz son 80) pues aún así es mucha luz para hacer una fotografía de ocho minutos de exposición así que desde la cruz bajé un pequeño cable hasta un temporizador que se encargaría de iluminar durante un solo segundo la cruz manteniéndola ocho segundos apagada y así sucesivamente.

El cielo de la mañana estuvo limpio pero a partir de media tarde comenzaron a aparecer algunas nubes con pinta de tormenta, todo era posible, hasta que por culpa de ellas no pudiera conseguir mi objetivo de la Vía Láctea.

Con bastante paciencia _porque no había prisa pues el sol estaba bastante alto_ monté mi barra time lapse con intención de hacer un vídeo modo prueba sobre el trigo de las inmediaciones de la Ermita.

Después de DOS grabaciones “mi gozo se me cayó en un pozo” pues había un tembleque en el mecanismo de giro –no así en el de traslación sobre la barra_ que no sabía de donde provenía, quizás fuera la mecánica del reductor ya que este provenía de la chatarrería y aunque aparentemente estaba perfecto el error me tenía despistado. Este fallo del sistema aparecía  solo a veces pues otras sin embargo el movimiento respondía a la perfección.

A esas alturas de la tarde el cielo ya estaba cubierto de nubes a un cincuenta por ciento pero confiaba en que cuando se oculta el sol las nubes suelen desaparecer como “por arte de magia” pero finalmente no fue así, más bien sucedió al revés pues dos horas después en vez de ver la Vía Láctea lo que más llamaba la atención eran los relámpagos y tormentas que había en toda la comarca, en ese momento tuve que cambiar el chip y decidir qué hacer, me refiero a ¿fotografía o vídeo timelpase? ¿con qué cámaras? Las opciones se multiplicaban, me explico: Por una parte llevaba la Canon 30D a la que en su día le tuve que quitar el filtro Infrarrojo y Ultravioleta que traen de fábrica delante del sensor, esto tiene cierta ventaja, resulta que al no tener filtro es muy útil para fotografía celeste porque el espectro de ondas es más amplio y “puede” que aparezcan más bonitas las estrellas o constelaciones, también tiene algo menos de ruido electrónico pero en contra tiene que el paisaje se transforma en algo “irreal” pues predomina el color ROJO.

Otra opción era poner la Canon 50D a hacer disparos cada ocho segundos pero me fastidiaba un poco porque ya pasó de los 100.000, cifra que el fabricante dice que es su límite aunque estoy seguro que puede hacer el doble.

La tercera opción era poner a la Canon 7D a hacer ese mismo trabajo pero es más de lo mismo, hacer fotografías a 18 mpix cuando realmente se necesitan solo DOS me parece matar moscas a cañonazos aunque la ventaja es que puedes formar luego un vídeo 4K y aún sobran megapíxeles pero resulta que yo no lo utilizo hoy por hoy así que no tiene mucho sentido destrozar la máquina haciendo disparos como una metralleta para conseguir un vídeo.

La cuarta opción era emplear la Canon 80D en modo timelapse, esa funciona bien en esa modalidad pero no sabe medir la luz mientras hace el vídeo por lo que según la dejas al comienzo así acaba. En el primer vídeo de la tormenta se puede apreciar como la escena se va tornando en negro, cosa que en el modo fotografía la propia máquina puede adaptarse a la luz de la escena en cada disparo, ¡nada que ver el resultado de una con la otra manera!

Finalmente y con avaricia llegó un momento que estaban las cuatro cámaras funcionando, cada uno a lo suyo, la 80D haciendo vídeo timelapse, la 30D INFRARROJA, haciendo fotos cada 8 segundos, la 7D haciendo fotos aleatoriamente a ver si capturaba un rayo ya que raro era un intervalo de tiempo de medio minuto sin un relámpago en el ambiente, lo difícil era ADIVINAR donde iba a saltar el rayo.

Llegó la hora de cenar y se me pasó, estaba tan metido en harina que se me olvidó totalmente ese detalle (quien me conoce sabe que suele pasar) así que ya sobre las once comencé con el melón y el jamón, sobre la tortilla que me preparó mi mujer y el bote de aceitunas los olvidé completamente y descubrí que existían al otro día al deshacer la maleta.

Todo en mi era una avaricia por pillar una foto, me tiré varias horas dando paseos de un lado para otro, las cámaras dispuestas en distintos lugares, oscuridad absoluta en el ambiente pues la luna se ocultó exactamente en el mismo punto y hora que el sol, solamente la luz de los rayos incesantes era suficiente para caminar, el problema es que cuando se apaga ves menos que antes, o sea, nada de nada por lo que en más de media docena de veces no di con las narices en el barro, digo barro porque sobre las diez ya estaba lloviendo de vez en cuando por lo que me pasé casi media hora con la tapa de la nevera en la mano puesta encima de la 80D para evitar que las gotas de agua arruinaran el video timelapse que estaba grabando.

Algunos relámpagos eran tan fuertes que una vez apagado el resplandor se te quedaba el negativo en el cerebro durante unos segundos, el negativo del dibujo del relámpago con todas sus bifurcaciones, el sonido también era espectacular, al día siguiente caí en la cuenta de que podía haber grabado un rato para incluirlo en el vídeo….

Parte III ACIERTOS Y ERRORES.

Seguro que tenía yo una cara de TONTO que no te cuento cuando después de una hora me dispuse a parar el video de la 80D y me sorprendió que la cámara estaba apagada, eso sí, tenía agua por toda la superficie de la cámara y objetivo, quizás la batería se hubiera agotado pero ¡NO! ¡era la maldita memoria que estaba llena pues todavía guardaba allí dentro los vídeos de la excursión a Alicante; la ley de Murphy quiso que de las DOS tarjetas que tengo de alta velocidad y capacidad para la 80D tuviera puesta la que solo tenía 4GB libres, la otra sin embargo tenía más de 20, por lo que uno de los mejores vídeos de esa noche se arruinó por ERROR de la tarjeta, ¡jamás me volverá a pasar eso mismo!

Con tantas cámaras y objetivos de todo tipo y montura hubo una docena de fotos de la 50D que no estaban enfocadas por confianza, despiste y por no asegurarme qué objetivo era el que estaba montado en ese momento.

Si pudiera dar marcha atrás en el tiempo hubiera utilizado la 50D en vez de la 30D para hacer el timelapse ya que los colores, aunque sean llamativos no dejan de ser eso ¡irreales! al ojo humano.

Parte IV CUESTIONES TÉCNICAS.

La última vez que estuve cerca de una tormenta parecida fue en el 2013.

Fue más impresionante que ésta pero a la vez muy parecida, fue en otro lugar bien distinto pues allí no había montañas. Si no estás familiarizado con este tipo de escenas es fácil caer a la hora de configurar la cámara en la tentación de subir todo lo que puedas la sensibilidad y abrir el objetivo al máximo, yo así lo hice pero al poco tiempo me di cuenta de que “sobraba luz por todas partes” y pasé trabajando con ISO 400, aberturas del orden de f4 y tiempos de 30 segundos ¿por qué esta configuración? Vamos a verlo.

En el campo en una noche de tormenta (da igual si hay luna o no porque si hay tormenta hay nubes y el cielo está cubierto) el ambiente está más oscuro que un TIZÓN por lo que no importa si subimos el ISO a 245.000 porque CERO multiplicado por DIEZ el resultado es CERO, o sea si no hay luz aunque tengamos la máquina diez minutos no saldrá más que ruido por lo tanto hay que ceñirse a la luz ambiente que reinará con los relámpagos.

Claro está que cada relámpago es diferente a los demás por lo que habrá que tomar una media y por supuestísimo emplear el sistema de archivo RAW.

Una buena configuración puede ser de 30 segundos con un ISO aproximado de 400 que apenas genera ruido y cuando tengamos la suerte de capturar un rayo será probable (dependiendo de su potencia) que tengamos todo su esplendor en nuestra pantalla. El resto de tomas, me refiero a las que no entró ningún rayo, estarán más negras que el TIZÓN de antes.

Si estamos haciendo un vídeo timelapse la cosa no es tan sencilla aunque muy parecida. Resulta que en el vídeo quizás no podamos permitirnos el lujo de estar 30 segundos en cada exposición entre otras cosas porque para hacer un vídeo de 15 segundos necesitamos varias horas de tomas además si las nubes se mueves bastante deprisa (cosa que suele ser habitual en las tormentas) el vídeo resultante no será agradable porque no será fluido, parecerá que da saltitos entre fotogramas pues hay mucho espacio vacío entre dos fotos.

Si los relámpagos son muy seguidos es mejor capturar cada 5 segundos y así tendremos más fotogramas con rayos, amén de que tendremos un vídeo más largo en el mismo espacio de tiempo empleado.

Continuaré con el relato más adelante….. gracias por llegar hasta aquí…

Calidad y presión sonora

Hace tiempo que comencé a investigar qué aparatos necesitaba para obtener un sonido lo más “limpio posible” en mis grabaciones de vídeo porque soy de los que opinan que si limpia debe ser la imagen igual respeto debería tener el sonido ya que ambos son complementarios en un vídeo, al parecer ya encontré la SOLUCIÓN definitiva.

Con lo primero que tuve que luchar fue que en los vídeos que hacía con la Cámara Canon 7d el sonido era monofónico por lo que rápidamente tuve que hacerme con un micrófono estéreo. Como controlo cierta parte de la electrónica y _a modo de prueba_ fabriqué un micrófono con el que estaba muy satisfecho pero todo se vino abajo cuando comencé, poco tiempo después, a grabar en conciertos musicales. En esos ambientes el sonido es tan potente que no encontraba la manera de obtenerlo limpio y comencé a mirar por la web para comprar “la solución” pues no veía otros medios.

De todo lo que encontré por la web me convenció el Boya BY-SM80, con un precio acorde a un micrófono estéreo de tamaño comedido y que parecía estar diseñado para vivir encima de una cámara réflex.

Contento estaba con él hasta que llegaron los primeros conciertos, pues su respuesta ante tal presión sonora era incluso peor que el que fabriqué en plan “kit” y que no llegó a costarme ni 5 euros, ¡no me lo podía creer!. Pronto lo “destripé” para ver posibles soluciones; lo alimenté con voltaje superior pasando de los 3.0 voltios hasta los 5 pero las señales recogidas por él y analizadas mediante un osciloscopio me dieron como resultado que no variaba para nada el valor de la alimentación. Modifiqué su interior utilizando dos botones que trae para dos niveles de filtro instalando en su interior unas resistencias a modo de filtro pero seguí sin dar con la solución a la presión a la que tenía que trabajar para entregar buenos resultados.

Durante esa fecha mucho tiempo empleé en buscar alternativas que no fueran ni muy engorrosas ni muy caras, (al final mis vídeos solo son de entretenimiento) pero si en una cosa coincidían todos los comentarios que leí es que no había solución fácil para los conciertos, la mejor de ellas era convenir con el responsable de la mesa de mezclas en tomar una señal de ella con el consiguiente engorro solo válido para “profesionales” idea que deseché inmediatamente.

Basada en la experiencia anterior de la fabricación del primer micrófono estéreo “kit” fabriqué otros micrófonos con filtros y amplificadores, con opciones de conectar micros de diferente tecnologías pero todas mis pruebas no fructificaban hasta que llegó el “Gran día” en que descubrí que el problema no radicaba en que las células microfónicas no aguantaban la presión sino era que la electrónica no podía responder o reproducir ante semejantes niveles.

Una vez detectado el problema encontré fácil solución (como ya expliqué en esta entrada de esa época), instalé una toma en un punto de la carcasa del BOYA para utilizar en casos de presión sonora demasiado elevada y resultó ser una buena solución como repito: comenté en esa misma entrada.

Hasta ahí todo bien, ya tenía dominado tanto el sonido ultra potente como el súper débil pues solo tenía que elegir una de las tres salidas del BOYA, la más adecuada en cada ambiente.

Poco tiempo después quise dar un pasito más al ver que en algunos actos como conferencias o reuniones en la calle se escuchaba más fuerte a quien tenías hablando cerca de la cámara que al propio conferenciante así que no quedaba otra que “acercarle tu micrófono” pero claro, en la calle no puedes andar con cables así que busqué una alternativa inalámbrica.

Cierto es que me enrollé bastante con el tema porque necesitaba un producto “estéreo” y casi todo lo que encontraba en el mercado eran micrófonos de mano o corbata pero solo trabajaban en MONO, (un canal). Por una parte es lógico, si el punto de partida de la voz, (que es el objetivo por el que se diseñaron) es único ¿para qué hacen falta DOS micrófonos? Parece que no es necesario un sistema estéreo para esos menesteres por lo que deseché el sistema UHF y busqué alternativas como bluetooth o la frecuencia 2.4 Ghz en las que hay muchos modelos muy “cucos” con modo estéreo y bien de precio, (40Euros).

Me incliné por el BX_501 de 2.4 Ghz que el fabricante prometía que llegaría 100mts de distancia en lugares libres, pero mi primera decepción llegó cuando comprobé que a duras penas llegaba más de 8 mts en condiciones normales, en medio de un concierto ni 5 mts eficaces, con el consiguiente ruido de fondo siempre permanente, así que “mi gozo en un pozo”. Comentar también que uno de los dos aparatos (emisor o receptor, no recuerdo) no traía batería en el interior por lo que estaba diseñado para trabajar en casa alimentado a la red eléctrica; tardé “cero coma” en instalar una pequeña pila “lipo” en su interior (semejante a la de su compañero) par solucionar el tema de portabilidad, ¡lástima que no fuera la solución a mi problema, principalmente por el alcance!

Ya con el problema de la presión sonora solucionado pero aún sin resolver la parte del “micrófono móvil” para determinadas situaciones, en esos días tuve la experiencia de dar una charla en un local y descubrí la “necesidad imperiosa” de tener un micrófono inalámbrico apropiado, pues como decía antes, el micrófono recogerá siempre los sonidos más cercanos a él, el problema es que el locutor no siempre está cerca de la cámara por lo que a veces se le escucha con dificultad pues los murmullos del ambiente dificultan escucharle con claridad.

Dispuesto a solucionar el problema de una vez por todas comencé a buscar nuevamente por la web a ver qué opciones había de conseguir un juego de micrófono o micrófonos que fueran estéreo, inalámbricos y con una distancia mínima de trabajo de 25 mtrs.

Hay varias alternativas, desde una pequeña mesa de mezclas disponible con 100 canales para otros tantos emisores hasta la versión de “receptor pequeño y portátil para instalar sobre la zapata de una cámara réflex”.  Cualquiera de los dos casi siempre coincidían en una cosa: el sistema de transmisión era UHF sobre los 580 Mhz. Su precio más básico compuesto por un emisor y un receptor con su correspondiente micrófono MONO suele ser rondando los 100 euros; no me pareció caro teniendo en cuenta que mi compra del BX-501 inalámbrico fueron la mitad y no sirvió para nada, no me terminaba de convencer el sistema MONO pero la casualidad o el empeño hicieron que siguiera buscando hasta llegar al K&F Concept CM-10.

Hasta la fecha puedo decir que ha sido una de mis compras maestras de los últimos años. Este modelo cuenta con DOS emisores y UN receptor, receptor que se puede instalar en la zapata de la réflex sin problema pues su peso y volumen es muy comedido.

Decía que es mi compra maestra primero porque reúne todo lo que necesitaba, distancia de uso óptimo más de 20 mtrs, llegando a 80 o incluso más en determinados ambientes. Solo hay un pequeño problema, que receptor y emisor se deben de “ver” porque si hay obstáculos por medio la distancia cae estrepitosamente, he podido comprobar que a 200 metros la comunicación es perfecta siempre que se den estas condiciones como también es cierto que si te metes entre la gente (caso de un concierto) es posible que la distancia no supere los 10 mtrs.

Segundo porque es ESTÉREO; siempre que se configure de tal manera que cada uno de los DOS emisores responda para un canal. También tiene la opción de entregar una señal MONO (mezclando los dos canales) haciendo las veces de mezclador y también se puede hacer que los DOS emisores trabajen en grupo entregando para la cámara una salida MONO, en resumidas cuentas: ¡Más no se puede pedir! Y ¿por cuánto? ¡Por algo más de 220 euros! Teniendo en cuenta que un solo emisor/receptor cuesta 100 pues es lógico pensar que DOS emisores cuesten el doble.

El funcionamiento y diseño lo he encontrado IMPECABLE, made in china, Sí, ¡eso sí! Pero impecable.

Entre otras características de este modelo reflejaría: 1-Salida de auriculares y Control del nivel de ellos, 2-control del nivel de salida hacia la cámara, 3- Indicador del nivel de sonido recibido, 4- mezclador de canales 5- Construcción, peso y ergonomía totalmente en línea con el producto de esta categoría o superior,  6- Soporta presión sonora en ambientes naturales 7- Comunicación entre dispositivos sin interferencias, 8- amplia respuesta de frecuencias y baja distorsión 9- En la pantalla muestra toda la información que se puede necesitar, incluso en la oscuridad gracias a su magnífica iluminación, 10- a modo de seguridad para proteger el oído cuando el nivel supera durante unos segundos el umbral máximo se corta la señal en los auriculares.

CUESTIONES TÉCNICAS.

Estos aparatos traen un sistema de “control automático de ganancia” o “atenuación automática” que no se puede cambiar y es lo único que no me gusta. Esto es bueno y malo a la vez aunque tiene más ventajas que inconvenientes. Un ejemplo: supongamos que grabamos en un ambiente más bien suave o normal pero que de vez en cuando hay pequeños sonidos como golpes o palmadas cortos, este sistema respondería atenuando los picos producidos por los golpes evitando saturaciones generando una salida suave, sin embargo no sería un sonido “normal” propiamente dicho pues está “engañando” la realidad amplificando los sonidos más bajos y atenuando los altos, el resultado puede ser contraproducente pues se pueden escuchar “ecos” creando un sonido un tanto “sucio” pues ambos sonidos serían audibles (los directos y los ecos).

Esto no sucede con otros micrófonos que no tienen este sistema de compensación donde el sonido fuerte aparece “fuerte” y el débil “débil”. Es lo único que no me ha terminado de gustar aunque en la gran mayoría de los casos su respuesta es perfecta. Lo ideal y para que fuera PERFECTO _lo que se dice “rizando el rizo”_ sería que se pudiera elegir el comportamiento a través del menú, igual que tiene la opción de utilizar un filtro para amortiguar el sonido del viento.

Parece que no se diseñó para trabajar en ambientes demasiado potentes de sonido porque en ambientes como conciertos musicales la señal de entrada es tan fuerte que se satura pero para eso encontré una solución que veremos más adelante.

Unos ejemplos de comportamiento del micrófono al reproducir un sonido fuerte y rápido (como una fuerte palmada) cerca de él; el nivel sonoro sería aproximadamente igual que en el de un concierto. El ejemplo de esta imagen corresponde al micrófono Rode (parte izquierda) montado en una Sony A7 III; en la parte derecha vemos el mismo sonido grabado con el micrófono interno de la cámara.

Claramente se ve la diferencia a poquito que se entienda sobre el tema, el Rode no es capaz de soportar la presión sonora y transforma la onda senoidal más o menos pura en casi cuadrada. El siguiente ejemplo de “fuerte palmada” es también muy esclarecedor, comenzando desde la izquierda de la imagen se puede ver

Comenzando por la izquierda vemos la respuesta “casi perfecta” en la salida “mejorada” que le hice al Boya, la misma señal en la salida del Boya “de fábrica”, se puede ver perfectamente cómo la onda se recorta transformándose en cuadrada, a continuación vemos la salida del Boya utilizando la salida de auriculares (también recortada) y el cuarto ejemplo vemos al K&F cómo recorta brutalmente el impulso de la palmada, luego se relaja durante unas milésimas de segundo y continua “recuperándose del susto” hasta conseguir equilibrarse reproduciendo perfectamente el “eco” ocasionado por la palmada.

La conclusión es que de todos ellos el ÚNICO que es capaz de reproducir el sonido de la palmada con cierta claridad es la salida artificial que le hice al Boya.

El resultado práctico es que si reproducimos cada sonido de la “palmada” y lo escuchamos en unos auriculares podemos comprobar cómo suenan bastante diferentes entre ellos pero lo cierto es que cuando el gráfico del sonido deja de mostrar una onda senoidal todo parece indicar que tiene distorsión, sea de la forma que sea.

Estaba claro que _visto lo visto_ el K&F Concept CM-10 no me iba a solucionar el problema del sonido de los conciertos así que me puse a fabricar una solución que acabaría siendo un simple FILTRO en la entrada del micro de los emisores K&F Concept.

La Canon 7D no era capaz de grabar el sonido de un concierto sin distorsionarlo pero la nueva Canon 80D sí es capaz _además que graba en estéreo_ y han tenido la pericia de separar suficiente los micros como para mostrar un EXTRAORDINARIO efecto estéreo por lo que en un principio no se necesitaría más micrófonos externos salvo en determinadas situaciones o con viento en la escena ya que se requeriría de un “pelocho” para protegerlos contra él.

Con mucha paciencia y dispuesto a saber en qué punto radicaba el problema de poder grabar altos niveles de sonido comencé a estudiar el K&F Concept CM-10.

Comencé aplicando una señal senoidal en la entrada del micro y estudiarla con un osciloscopio y el programa Adobe Audition. En las primeras pruebas vi claramente como el conjunto K&F Concept CM-10 respondía perfectísimamente bien exceptuando cuando la señal de entrada supera los 30 mV de nivel, teniendo en cuenta que un micro normal no supera los 5 mV pues todavía queda buen rango hasta llegar a los 30 pero el caso es que en los conciertos se supera con creces los 30 mV con cualquier micro.

Se me ocurrieron dos cosas para solucionar dicho problema. La primera era fabricar un filtro para atenuar la señal del micro y no meter en el emisor más de 20 mV y la segunda fue fabricar unos micros de otras características y tamaños similares para sustituirlos por los que trae el K&F Concept CM-10 por si esos mismo micros no fueran capaces de soportar la presión sonora de la que hablamos.

Un error en mi diseño: El conector del micro tiene TRES pines, al principio supuse que uno de ellos sería para alimentar con corriente el micrófono electret, otro el de señal y el último el de la consiguiente masa pero después de la experiencia que tuve en las primeras pruebas en un concierto donde no conseguí solucionar NADA me vi en la necesidad de desarmar uno de los micrófonos del K&F Concept CM-10 para comprobar que eran solo son dos pines los que se utilizan, pues a pesar de que uno de ellos lleva la alimentación también lleva la señal por lo que no es necesario ese tercer hilo.

Ya con esta “duda/error” resuelto he fabricado este filtro que eléctricamente no puede ser más fácil. Se trata de una resistencia variable donde si se gira hasta el máximo en un sentido el resultado es como si no llevase filtro y si se cambia hasta el extremo opuesto no habría señal alguna pues el hilo de la señal estaría unido a masa. Como se utilizará eventualmente dispone de una entrada salida de 3.5mm para intercalar entre el micrófono y el emisor k&F.

Ya metidos en harina he fabricado unos micros (se ven en la foto de portada) con otros rendimientos por si los micros originales no soportaran la presión (como dije antes) y uno de ellos incluso llevan ya su propio filtro ajustable en el extremo, al lado del micro, solo queda hacer las pruebas y calibraje de ajuste en cuanto tenga ocasión de tener un concierto cerca pero todo indica que el problema _de una u otra manera_ está solucionado.

Con un ajuste previsiblemente óptimo el micrófono electret se alimenta con 0.8 Voltios en vez de hacerlo con 3 V, puede parecer insuficiente voltaje pero realmente funciona bien, si a eso le sumamos el valor de resistencia que le queda por medio hasta llegar al interior del emisor (1.5K) y la resistencia en paralelo (0.5K) que queda con respecto al micro es de suponer _a golpe de pronto_ que será poco menos que IMPOSIBLE que la señal de entrada supere los 20 mV para saturar la electrónica del emisor. He fabricado uno para cada canal como es lógico, el aspecto es bastante cutre porque no he querido emplear más tiempo por si todavía tuviera que añadir algún elemento electrónico.

Aprovechando que estaba con filtros y atenuaciones también he fabricado un filtro atenuador para instalarlo en la entrada de la cámara para evitar tener que entrar de vez en cuando en los menús actuando sobre el nivel del volumen, esta opción el Boya ya la trae pero este K&F Concept CM-10 ¡NO!, por lo que veo no han pensado en diseñarlo con ese fin. No acabé de maquillarle por lo que tiene un aspecto cutre ja ja ja pero funciona de maravilla.

Según se deduce de estos gráficos  y con el filtro ajustado a 1/3 de la reducción máxima permite trabajar con hasta 100 mV de señal de entrada, teniendo en cuenta que antes con 30 ya era el tope y teniendo en cuenta también que 5 mV es la señal TÍPICA pues ahora hay un rango hasta 100, o sea, VEINTE veces más entre lo que sería la señal mínima y máxima cuando antes era SEIS veces.

Respuesta de entrada y salida del emisor B y K Concept ante una señal senoidal de 500 Hz.Parte izquierda Señal de salida sin filtro. Derecha con filtro para una salida de 20 mV.

Parte izquierda señal de salida sin filtro, se puede observar cómo aunque la señal de entrada es más fuerte que la máxima que admite (de 30) el nivel no es superior sino que se transforma en cuadrada. A la derecha la salida de 30 mV (máxima) con un filtro.

Igualmente que en el caso anterior aunque la señal de entrada sea más alta no supera el nivel, haciéndose aún más cuadrada o distorsionada, sin embargo y con el ajuste del filtro estaría entregando la señal máxima sin distorsión alguna.

Con este equipo de micrófonos inalámbricos y los filtros fabricados será difícil no obtener un sonido con calidad sobresaliente en casi cualquier ambiente pues la sensibilidad y calidad de los micros del B&K es muy brillante sobre todo en ambientes «normales» y de bajo nivel como hemos visto.

En ambientes muy potentes el mejor ajuste que he visto es el modo «manual» ya que en «auto» no le da tiempo a recortar lo suficiente, no importa si la señal es de los micros de la Canon 80D o del K&F CONCEPT, estando en manual y con el ajuste como indica la imagen y con los filtros puestos el resultado será impresionante.

La versatilidad y comodidad al ser inalámbricos se convierten casi en imprescindibles en cualquier grabación, generando un sonido rico en el efecto estéreo por la separación que puede haber entre ellos mismos, una manera fácil y cómoda es colocarlos en la mochila, uno a cada lado, con el micrófono asomando, así al menos habrá 40 ó 50 cm entre ellos, esto hará que los sonidos lleguen con un tiempo diferente a cada uno de ellos que es el motivo por el cual el efecto estéreo será más apreciable.

RESUMEN: El siguiente gráfico muestra la respuesta de varios micrófonos, el de la Canon 80D, el del BOYA tomada la salida que modifiqué ya que es la que más presión soporta, (también lleva un filtro antes de entrar en la Canon), a continuación un micrófono STANDAR del tipo electret con un filtro como el del esquema superior y finalmente el micrófono original de K&F.

El sonido representado es el producido por un golpe en un cubo de plástico y los micrófonos y la cámara puestos en el mismo punto de su interior. La presión sonora es superior a la generada por el escenario de un concierto y de hecho la Canon no es capaz de soportarlo ya que como puede verse la onda está recortada en los picos (y eso que estaba en configuración manual al mínimo); sin embargo el BOYA con el filtro lo soporta perfectamente, igual que otros micrófonos estandar del tipo electret sustituidos por los originales del K&F con su filtro correspondiente, sin embargo en la última muestra se ve cómo los micros originales del K&F no soportan tal presión y además la onda no se corta en su tiempo sino que se prolonga su duración en el tiempo produciendo un sonido muy alejado al real.

En este enlace puedes escuchar la segunda vez que los he utilizado (sin filtros) tal cual vienen de fábrica, el efecto estéreo es espectacular en algunas escenas.

Gracias una vez más por llegar hasta aquí y si crees que este post puede ser interesante no dudes en compartirlo.

Agustín y sus cosas. alcorlopantano.com

Canon 80D, ¿la mejor cámara?

En este post voy a relatar mis sensaciones con la Canon 80D después de más de 130 días de uso o de 4600 fotografías, muchas de ellas solo a modo de prueba/comparación con su hermana más vieja la tan conocida 7D. La Canon 80D Vs 7D, Nikon 810A, Sony A 7III virtudes y carencias, vida y resistencia, vamos a ver qué hemos avanzado tecnológicamente en siete años que las separan en el tiempo, grandes esperanzas tenía pero gran chasco me he llevado en algunos aspectos. Comentaré lo que me gusta y lo que no y también lo que “no se puede perdonar” ya que dan la impresión de que el que la diseñó no era fotógrafo o al menos era «fotógrafo sin prisas”

Siempre que compras un modelo nuevo esperas que lo hayan mejorado y rápidamente vas a buscar esas mejoras. De lo primero que me preocupaba era las sombras y el ruido digital, me alegró ver que Continuar leyendo «Canon 80D, ¿la mejor cámara?»

Uno más, Otro más ¿el último?

Pocos lugares pintorescos me quedaban por descubrir en la provincia de Guadalajara y este era uno de ellos, “Los Frailes del Sotillo”. Pasará este día en mi historia como uno de los más gratificantes, a lo largo de la jornada Josemi y yo nos relatamos y recordamos mutuamente algunas aventuras de nuestra larga vida social y laboral, reí más durante este día que en todo el 2018; las fotografías que haríamos no era lo más importante pues nunca ganaríamos concursos con ellas ni las venderíamos a buen precio pero el pasar un día en el campo gozando de libertad _la misma que nos arrebataba la esclavitud del trabajo_ del día tan luminoso, de la salud, de la buena compañía de Josemi, siempre tan tranquilo, optimista y de buen humor, eso, todo eso, no tiene precio. Enlace a la galería de fotos. click AQUÍ

Llegar al  pueblo del Sotillo (Guadalajara) no tiene misterio, desde Guadalajara se toma la carretera A2 y a la altura de Almadrones Continuar leyendo «Uno más, Otro más ¿el último?»

Afición, pasión o locura.

Unos días antes del 30 de Enero de 2019 cerca del amanecer me asomé a la ventana para conocer el tiempo que haría ese día y vi una gran estrella junto con otra más débil que iluminaba el firmamento de una manera insultante, era Venus, parecía más una pequeña luna que una estrella. No era la primera vez que veía algo así pues Venus a lo largo del año tiene épocas de gran resplandor. Puedes ver el vídeo AQUÍ.

Nada hubiera pasado si unos días más tarde consultara la aplicación SkyGuide del móvil para conocer el estado del cometa US 10 Catalina al cual tomé unas fotografías unos días antes; al consultar dicha aplicación descubrí que unos días después al amanecer coincidían en una porción de cielo más bien pequeña (dada la inmensidad del firmamento) Venus, Júpiter, Antares (que es una estrella bastante brillante) y la Luna.

Era una ocasión única de ver tanto “astro luminoso” junto así que me preparé para el evento no sin antes Continuar leyendo «Afición, pasión o locura.»

Atraco en Guadalajara

Atracado en Guadalajara por la Policía Local. Así es como me sentí, mejor dicho nos sentimos los tres cuando fuimos a por la furgoneta, ¡atracados! pues ni veíamos señales de tráfico ni motivos para que la grúa o grúas se llevarse los coches.
No digo que no tengan razón, que seguro la tienen, lo que critico son las formas y maneras de actuar, igual que la semana siguiente obraron bien, entiendo por “bien” ayudando al ciudadano, en la pasada lo hicieron todo lo contrario, se ensañaron con los que aparcamos allí todo lo que pudieron.
Como estoy seguro que habrás pasado alguna vez por una situación como esta y por lo tanto compartirás conmigo esta indignación voy a relatar lo que me sucedió una noche Continuar leyendo «Atraco en Guadalajara»

El Cometa Wirtanen y la Estrella de Belén

Hace unos días recordé haber escuchado a mi amigo Ángel (cuando estuvimos en Alcorlo instalando la estrella de Belén en el campanario de la Ermita) que en estos días había en el cielo un cometa, en ese momento no le di importancia alguna pues como no era conocido lo eché en saco roto pero la casualidad quiso que tan solo hace unos días en mi paseo nocturno se me ocurriera consultar en el móvil la aplicación Sky Guide y vi que mostraba una mancha luminosa en dirección al nordeste. Resultó ser el cometa 46/P- Wirtanen (que en su casa lo conocerán porque yo ni le había escuchado) así que en cuanto tuve ocasión lo consulté en internet. Como la aplicación lo mostraba tan “prometedor” pensé (iluso de mí) que quizás se viera con mi telescopio (con el mismo que este verano vimos la lunas de Júpiter allí en Alcorlo).
Según los expertos el cometa ya había pasado hacía diez o doce días por el punto más cercano a la tierra, o sea, que no iba a ser Continuar leyendo «El Cometa Wirtanen y la Estrella de Belén»

Razones o Motivos para quedarme con las APS-c

Después de llevar casi un año rondándome por la cabeza el dar el salto al tipo de cámaras Full Frame finalmente he optado por quedarme con las APS-c y varias son las razones por las que no me he atrevido a dar ese salto al siguiente escalón (si puede llamarse así) en cuanto a tipo de cámara fotográfica, mis razones voy a exponerlas aquí y espero que te sirvan de ayuda aclarándote un poco las ideas porque a veces se nos meten cosas en la cabeza (obsesiones) que como tales nos hacen ver la realidad distorsionada, o ni siquiera nos dejan verla.
Algunas razones tenía para el cambio y voy a comenzar con ellas para continuar con otras que, recapacitando, me han hecho quedarme con “lo puesto”; tanto las unas como las otras son convincentes, mi decisión no servirá para todo el mundo, porque es opinión personal y para gustos inventaron los colores.
Principalmente eran CUATRO las razones para cambiar, la primera y casi más importante ¿por qué negarlo? Es la de siempre, ¡el dinero, la CUESTIÓN ECONÓMICA!, no me apetecía para nada desprenderme de mi equipo anterior o de 5.000 o 6.000 euros por el simple hecho de Continuar leyendo «Razones o Motivos para quedarme con las APS-c»

¡Yo quiero ser Fotógrafo!

¡Me voy a comprar una cámara de fotos! ¿Cuál me aconsejas? ¿Con ella haré fotos como las tuyas? ¿Cuánto cuesta?… _dime: ¿Qué tipo de fotos vas a hacer?_ Puesss no se… ¡De todo! ¡Como tú! Pero que no sea muy complicada ¡eh!… _pues entonces cómprate un equipo básico de 350 euros_.
Tantas veces escuché esto que hasta me ofende cuando me preguntan eso, ¡póbrecitos! ¡lo que hace la ignorancia! No saben ni lo que están preguntando, para empezar hablan de «una cámara» y no de un equipo de fotografía, les entra por los ojos tus fotos y no saben lo que hay detrás, piensan que es “pulsar un botón” y ¡yaaassstá!
En este post y basándome en mi experiencia voy a intentar explicar como es este mundo, siempre desde el punto de vista de USUARIO o usuario avanzado y no desde el profesional.
Desde que las tiendas nos comenzaron a ofrecer cámaras DIGITALES allá por principios de siglo he podido distinguir principalmente a CUATRO tipos de usuarios de cámaras fotográficas o “fotógrafos”, palabra que no quisiera escuchar cuando se refieren a mi persona. Digo CUATRO tipos de usuario basándome en el tiempo (en años) que permanecen cámara en mano y la usan frecuentemente.
La mayoría de nosotros comenzamos por lo mismo que es descubrir qué se esconde dentro de ese mundo, en principio tan Continuar leyendo «¡Yo quiero ser Fotógrafo!»

Sonidos, Problemas y Soluciones

Desde que comencé a grabar actividades musicales y fatal no he parado hasta encontrar la solución para conseguir un sonido si no perfecto en calidad sí útil para poder escucharlo.
Aquí os dejo el ENLACE a un vídeo complementario de esta entrada. Quizás sehttp://alcorlopantano.com/wp-content/uploads/2018/09/IMG_2432-web.jpa un poco largo pero el sonido «hay que escucharlo» no sirven solo unos segundos.
El micro de la Canon 7D ya sabemos que es MONO, una lástima pues sin apenas coste le podían haber puesto los dos para estéreo, y gracias que se acordaron de poner una entrada para micro… a todos nos gusta tener un efecto estéreo con aspecto 3D.
Todos sabemos que el nivel sonoro de un concierto es brutal, hablar allí para comunicarse resulta imposible pues solo gritando te pueden entender, eso para hacerse una idea.
Cuando hablo de conciertos también me refiero a las charangas y lugares donde hay gran volumen sonoro.
Primero me fabriqué un micrófono muy sencillo con dos células microfónicas y un amplificador de un solo transistor por canal, el nivel ya era suficiente, las primeras pruebas eras ya muy buenas, la entrada de mi blog se llama “Nuevos oídos para la 7D”, allí expliqué en su día los pasos de la fabricación con mucho detalle, desde el montaje al esquema eléctrico. El efecto estéreo era muy bueno pero Continuar leyendo «Sonidos, Problemas y Soluciones»