Capítulo 021. Mi perro Manolo.

De este animal recuerdo varias cosas y casi todas tristes, desde la paliza que le pegaron que casi le costó la vida a las perrerías que le hacían algunos jóvenes, después el traslado a otro pueblo y finalmente el abandono y muerte. ¡Hasta para ser perro hay que tener suerte en la vida!
Del primer perro que hubo en la casa de Alcorlo apenas tengo recuerdos, era una perra de tamaño mediano, mi padre practicaba la caza y toda su vida tuvo algún perro de los que contaba mil hazañas persiguiendo o recuperando las presas. Perros que eran capaces de capturar una pieza sin necesidad de escopeta o hacerse con una liebre de tamaño superior en peso.
Parece ser que aquella perra tenía algún problema en Continuar leyendo “Capítulo 021. Mi perro Manolo.”

Capítulo 020 Maltrato animal y muerte.

A lo largo de mi vida diversos y muy variados han sido los episodios que he vivido donde he visto sufrir a los animales por la mano del hombre, algunos de ellos aún no me los he podido quitar del recuerdo y probablemente nunca lo consiga, desde el primer gato que mató mi padre cuando yo tenía cinco o seis años hasta la muerte de mi perro.
Hasta finales del siglo XX los animales han sido para el hombre como una herramienta más y como tal cuando han llegado a viejos o han sufrido alguna lesión importante o enfermedad se acababa con sus días arrojándolos al pozo “Del Campronal” o pegándoles un tiro.
Afortunadamente las cosas han cambiado para ellos hacia bien y en estas fechas por la pérdida de cualquier mascota se pueden arrojar las mismas lágrimas que por un ser querido, cosa lógica ya que se quieren de
una manera semejante, el cariño es el cariño aunque sea objeto, animal o cosa.

EL GATO Y LA SARDINA. No tendría yo ni seis años _pues es de los recuerdos más antiguos que tengo_ cuando mi padre mató uno Continuar leyendo “Capítulo 020 Maltrato animal y muerte.”

La tormenta que devastó Alcorlo.



La tormenta que devastó Alcorlo, el cometa  Arend-Roland y otras tormentas en el lugar.
Un 22 de Septiembre del año 1957, fecha en la que se solía celebrarse la feria de Jadraque, al anochecer cayó una tormenta de granizo, mejor dicho: tormenta de trozos de hielo, sobre Alcorlo y sus parajes que devastó toda la zona. Contaba mi padre que después de pasar la tormenta había acumulados contra la pared de la taberna una altura de casi un metro de pedrisco, pesaron varios trozos de ellos en una “romana” (balanza) de la taberna y mi padre aseguraba que pesaban 500 grm o incluso más.

Según escuché a mis padres y ahora también mi prima los hechos sucedieron más o menos de esta manera: Era la última hora de la tarde, ya se había puesto el sol y mucha gente de Alcorlo volvían a sus casas de la feria de Jadraque, la mas famosa de la comarca en aquella época, entre ellos mi madre y mis abuelos paternos y por el otro sendero mi padre _que no se la perdía ningún año_ y otro grupo. Mis abuelos fueron a vender (entre otras cosas) las crías de los cerdos que Continuar leyendo “La tormenta que devastó Alcorlo.”

El sensor de la Nikon D500


En esta entrada hablaré del sensor de la nueva Nikon D500, puede resultar interesante para quienes estén indecisos a la hora de comprar su primera cámara reflex, despejar dudas a los que están pensando en dejar atrás su D300 o como curiosidad a los que nos pasamos a otras marcas como Canon o Fuji pensando que sería la solución al problema del “ruido” o calidad de imágen pues creíamos haber encontrado bastante diferencia en este aspecto.

No voy a enredarme reflejando la interminable lista de “bondades” que le han puesto a la Nikon D500 desde el wifi hasta la pantalla abatible porque eso ya es bien visible desde la página del fabricante hasta el vendedor más sencillo sino que quería saber “cuanto hemos avanzado en Continuar leyendo “El sensor de la Nikon D500”

Capítulo 019 Solo en casa.


En este capítulo hablaré sobre las sensaciones que sentí y las situaciones en las que se encontraba el animal al estar solo en casa, también sus reacciones o costumbres.
El tiempo para los animales es diferente, un animal ya sea perro, caballo, gato etc  puede estar horas sin mover un músculo… el tiempo parece no tener importancia para ellos, solo lo dejan pasar y punto sin embargo para algunos humanos es desperdiciar la vida.
El Yuco no era un perro casero de esos que viven en el porche de un chalet y se refugian en una caseta de madera “made by Leroy Merlin”, chalet de esos que regalaban durante la burbuja inmobiliaria como conozco tantísimos casos en el pueblo, perros de esos que por aburrimiento se pasan el día ladrando bien porque te ven pasar o por simpatía con Continuar leyendo “Capítulo 019 Solo en casa.”

Comprar, usar, tirar



En España y en medio mundo ya no se repara nada, lo que hace pocas décadas tenía reparación ahora lo que más interesa es tirarlo al contenedor correspondiente ya sea desguaces de automóviles o punto limpio si se trata de un electrodoméstico. Con solo 12 euros (portes incluidos) y un rato de taller se podía haber solucionado pero la cosa se complicó…
Mini tutorial de mantenimiento y/o reparación de un motor de arranque en la parte final de esta entrada.

Esta es mi nueva historia sobre mí ya viejito y cada vez más querido Opel Combo del 97 pero igualmente válida para cualquier otro automóvil de mucha menor edad al que le llega un día que tiene dificultades para Continuar leyendo “Comprar, usar, tirar”

Historias de la puta mili


Tal día como… hoy solía decir mi padre, tal día como hoy hace ya 33 años abandoné para siempre el cuartel militar Base Militar de Molino Payá, Alcoy, Alicante.
Doce meses cargados de trabajo, maniobras, amigos, cubatas, música y chicas. Unos días antes cuando estaba a punto de abandonarlo les comenté a unos compañeros: “probablemente aquí he pasado los peores y mejores ratos de mi vida” y poco me equivoqué. Allí experimenté la rabia y la impotencia ante mis superiores pero también el calor del compañerismo porque conoces gente tan estupenda que el día que tienes que despedirte (probablemente para siempre) entre abrazos y palmadas en la espalda no puedes evitar las lágrimas, compartimos maniobras militares, noches de frío, tardes de fiesta, mañanas de resaca, historias de nuestras familias… ¡tantas cosas!…

Hay cosas que no se olvidan como las de ese día; foto del grupo de tu reemplazo vestidos ya de civiles en la explanada cerca de Continuar leyendo “Historias de la puta mili”

Capítulo 018, El Golpe.

img_5259-portada-web

Una noche de verano del 2011 nuestra rutina diaria podía haberse visto acabada radicalmente, se confabularon todos los Dioses del Cielo y consiguieron reunir un cúmulo de circunstancias adversas (lo que suelo llamar la Ley de Murphy) para darnos un susto de muerte pero por suerte no consiguieron más que eso ¡darnos un susto!

El Yuco conocía perfectamente el horario de bajar a la calle tanto a primera hora del día como al medio día o por la noche, no era difícil, la primera salida era en cuanto nos levantábamos y aseábamos y aún sin desayunar, ya se encargaba él un ratito antes de hacer algunos ruidos deambulando por el pasillo y haciendo acto de presencia delante de las puertas de los dormitorios para que lo viésemos, al medio día y por la noche también lo tenía fácil ya que era justo después de soltar el cubierto; a veces se impacientaba y comenzaba un canturreo mezcla de querer hablar, gimoteo o llamada de atención como los niños pequeños cuando no se les hace mucho caso, en este vídeo se le puede ver.

El animal en aquellos años tendría unos 10 años, puede que fuera 2010, con esa edad no había escalera larga ni empinada para él, siempre bajaba disparado las Continuar leyendo “Capítulo 018, El Golpe.”

Capítulo 017, La alimentación

la-alimentacion-portada-webEste capítulo es el primero de la SEGUNDA parte. Noviembre 2016, 16 meses después. El tiempo es un bien preciado y no he dispuesto antes de él para poder continuar, ni mucho menos ha sido por falta de ganas pero mis obligaciones, aficiones y devociones me tienen “frito”, cada día, cada semana, surgen nuevas como las setas en Otoño.

En casa la alimentación siempre ha tenido una importancia capital, no servía eso de “irse a dormir con un vaso de leche y unas galletas” , decía mi madre que  “el cabrito bien cenado bien duerme” y pese a que  el refrán dice que “por culpa grandes cenas las sepulturas están llenas” rara ha sido la noche que amos y perro no cenaran como Dios manda.

Los perros que yo conocí de crío todos se alimentaban de la comida que sobraba a la hora de comer _ lo malo es que nunca sobraba mucha_  y de los restos de algún animal que encontraran por el campo, pero si una cosa tenía clara es que mi perro comería en gran parte piensos de bolsa, esas croquetas de varios colores que vienen preparadas con todos los nutrientes que necesitan, claro estaba también que “no solo de pan vive el hombre” y alguna golosina caería de vez en cuando en sus “fauces de cocodrilo” como las llamábamos donde muchas veces la comida pasaba directamente al estómago cual embudo se tratara.

Mucho antes de tener perro escuché a una señora mayor comentarle a otra que Continuar leyendo “Capítulo 017, La alimentación”

Utensilios, armas o herramientas.

img_0931-navaja-webEsta entrada gustará especialmente a los amantes del bricolage (manitas)  a quienes nos gusta fabricar nuestras propias herramientas, accesorios y chismes que nos facilitan la vida, también para los curiosos; en este caso la fabricación de una NAVAJA.
Explicaré con detalle todo el proceso del diseño y construcción, estoy seguro que os aportará ideas nuevas ya que hablaré con detalle de técnicas, materiales, etc.

Siempre quise tener una “buena navaja“, lo fácil hubiera sido ir a la tienda y ya está pero yo quería ir un poco más allá, quería tener una navaja única, personalizada, principalmente dura y de las que no hay que andar afilando constantemente, de las que sirven lo mismo para partir un melón que para cortar un palo o para sacarse una espina de un dedo y a ser posible autoconstruída, el caso es que parece que lo conseguí.

La navaja que buscaba debería ser sobre todo útil, más o menos grande pero sin pasarse, con sistema de seguridad contra el cierre accidental, con una línea de corte Continuar leyendo “Utensilios, armas o herramientas.”