Capítulo 014 Los Km que recorrimos juntos

DSC_0134 web

En alguno de los primeros capítulos hablaba de 18.000 km recorridos con el perro, parece tal exageración que en principio no se puede creer, eran cifras calculadas mentalmente en unos minutos  pero que concuerdan con las que hice unos años antes una tarde en la playa.  Fue un día que me compré unas zapatillas pues las anteriores estaban totalmente desgastadas por la suela y pensé en mi perro, si esto está así  ¿cuánto aguantan las pezuñas de un perro? y comencé a hacer números, me salían unos 10.000 km, me sorprendió tanto que trasladé esa cifra al mapa y me salía que habíamos caminado desde el ecuador a un polo, o sea desde África hasta llegar al polo ¡no me lo podía creer!. He creado un vídeo recopilatorio de algunos lugares que visitamos. Lo puedes ver mejor AQUI, porque en  youtube no funciona el sonido porque está protegido.
Durante los primeros años de estar con nosotros Yuco prácticamente no pisó el campo pues los fines de semana era misión obligada el ir a ver jugar a David al fútbol, fuera en el pueblo que fuera, o a Diana con sus deportes escolares, parte del domingo lo empleaba en editar las grabaciones del día anterior y aprendiendo cosas sobre ordenadores y fotografía, así trascurría la vida en esos momentos.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA
KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Muchos de los días que pudiéramos haber salido al campo los empleamos en una pequeña parcela que tienen los familiares de mi mujer cerca de Madrid, el caso es que por una u otra razón pocas veces pasábamos el día entero en el campo como lo hiciéramos unos años después.

No decidimos tener un perro con el fin de pasearlo mayormente por el campo porque no era nuestra forma de vida y la suerte quiso que fuera de esta raza más propia de estar en casa que de lo contrario.

La  primera vez que fue a Alcorlo subimos al punto más alto del lugar, allí comenzó a mordisquear troncos de jara para limpiarse los dientes.
118_2 RR web_DSC0037 web

Poco a poco fue aumentando mi afición a la fotografía de paisaje y comencé a recorrer la provincia solo o acompañado pero casi siempre con mi perro.

IMG_1521 ps ok webAlgunos lugares que recuerde que visitamos una o más veces fueron: Las tetas de Viana, Valverde de los Arroyos,. Bonaval, Jadraque, Zarzuela y El alto Rey pero principalmente  ALCORLO a lo largo y ancho de su término desde las dehesas de Zarzuela hasta los Alcores pasando por las minas de Hiendelaencina  hasta Cabeza Redonda.

Fue en Valverde de los Arroyos el primer día que alguien me decía que mi perro ya era mayor, yo ni me lo había planteado pues yo no le encontraba la más mínima señal de vejez; el caso fue así: Fuimos al salto de agua de despeñayeguas en Valverde acompañados de Martin y Carlos, hasta allí el camino no tiene apenas pendiente, el perro iba suelto y vigilado, siempre cerca ya que había algunos senderistas con perro en la zona.

IMG_4274 webAl retornar al pueblo nos quedamos esperando a alguno del grupo que se había quedado enredado con las fotografías, enfrente había un grupo de senderistas también esperando alguien, una mujer ya con cierta edad que nos observaba dijo: ¡el perro ya es mayor! yo que en ningún momento antes me había planteado el pensar en la edad del animal y sobre todo en que podía llegar un día en que por ese motivo pudiera dejar de acompañarme solo se me ocurrió contestarla en plan de humor ¡más mayor es el amo!. Seguro que la señora ya había pasado por la experiencia de tener un perro mayor y por eso vio en él lo que yo no era capaz ni de imaginar. A lo largo de estos años ¡la cantidad de veces que he recordado aquel momento!.

Sin entrar en muchos detalles voy a explicar más o menos como y cuantos han sido  “los paseos” que dimos todos los miembros de la familia con él pero mayormente yo. La primera norma que puse nada más llegar a casa es que el perro tenía que salir un mínimo de 3 veces al día. Algunos “paseaperros” decían que ellos lo sacaban UNA vez, la mayoría decía que DOS  veces pero yo pensé que un animal no puede/tiene que estar aguantando sus necesidades tanto tiempo así que quedó marcado un mínimo de 3 VECES al día.

Cuando comenzó con la enfermedad de la cadera consultando por la web ese problema  encontré una página bastante seria donde aconsejaban precisamente eso: un mínimo de 3 veces al día. Hemos visto casos de vecinos en algunas noches de lluvia que el animal no ha
salido sino hasta el árbol más próximo por comodidad del dueño, me gustaría haberle preguntado ¿cuánto quieres a tu perro? y recordarle que a él no le importa la lluvia y debería sacrificarse un poquito más por él.
3 veces pero la mayoría de los días fueron más pues aunque hubiera vuelto hacía un rato delIMG_6215 web primer paseo si a media mañana iba a por el pan (hasta la plaza) otra vez que salía aunque tardase en volver el doble como es lógico.
La ruta más corta era hasta el Puente de San Miguel, esta ruta era la mínima exigida, era la preferida por los chicos, era la del medio día y la de los días de lluvia, la longitud según el sigpack es de  1.3 km.

Mi mujer o yo éramos los encargados de hacer la primera del día, aprovechábamos para espabilarnos y hacer un poco de ejercicio, salíamos por el ferial hasta el puente de San Miguel dando la vuelta hasta casa, total 2 km.

RUTA 2km
Por mi trabajo estaba acostumbrado a madrugar y en el “sorteo” me adjudicaron que yo lo sacaría todas las noches, sábados todo el día y domingos y fiestas igual que el sábado o sea todas las veces, es lo que tiene ser padre flojeras, a veces sonaba la frase de: ¡el perro es tuyo!, bueno, pensándolo bien al menos tenía algo que era completamente “mío”.

El reloj biológico del animalito funcionaba perfectísimamente bien, un cuarto de hora antes de salir cada día ya estaba “calentando” en el pasillo haciendo la ruta de puerta de entrada a la vivienda hasta a la puerta de la habitación de matrimonio ya que salvo contadas ocasiones y en los últimos años nunca entró a ella salvo los días de las fiestas que sonaban los petardos.

Como decía, los fines de semana y fiestas me tocaba a mí y la mayoría de las veces la ruta era: ferial, puente San Miguel, puente de chapa y retorno,
total 4.96
RUTA estandar 2 46  DSC_0241 cweb1

En el gráfico se ve la curva de los primeros años que los paseos eran más cortos pero cuando comenzamos a salir al campo los paseos eran más que paseos. La primera vez que visitamos el barranco del río dulce en Pelegrina era invierno, por cierto con mucho frío y viento pero estuvimos 8 horas caminado por el lugar, ¡todo el día!. Gráfico de edad y energía.

Aunque es difícil calcular con exactitud los km recorridos (en casi ONCE AÑOS aunque tampoco es necesario porque no es determinante para nada) lo he calculado de esta manera: los TRES primeros años paseos mínimos más fines de semana, el año y medio de cadera solo los mínimos aunque también aunque hubo rachas de hacer alguna noche la vuelta al pueblo que son 5,27 km, total que quedan SEIS AÑOS y medio de paseos más o menos STANDARD.RUTA PUEBLO estandar 5 2774

En los TRES primeros años sería 365 días menos 52 domingos y 52 sábados  menos 14 fiestas = 247 días, cada día 3 paseos que suponiendo fueran dos cortos y uno más largo (1.3+1.3+2) serían 4,6 x 247 días= 1136 en los 3 primeros años.

los últimos 19 meses vamos a poner 1.5 km de media aunque hubo rachas de muchos más, 19 meses x 30 días= 570 x 1. 5km = 855 km

Quedan SEIS AÑOS Y MEDIO de paseos STANDAR, estos consistían en el primero de la mañana de 2.46 +al medio día uno corto de 2 km (ferial/San Miguel)  + el nocturno (5.27)  total: 2.46+2+5.27=9,73 km/día si lo multiplicamos 365 x 6 años + 6 meses (2372 días) serían 2372 días x 9,73km =23.079 km

Ahora si sumamos 23.079 de los seis años y medio + 855 de los últimos 19 meses + 1136 de los tres primeros años resultan  25.070 km. Está claro que no todos fueron iguales, algunos más cortos pero otros de salir al campo durante todo el día serían más largos, lo uno por lo otro…

He calculado estos datos varias veces alterando un poco los recorridos o tiempos y me dan valores muy cercanos, globosi el inconsciente me ha traicionado y psicológicamente he sido muy optimista a la hora de sumar km y por ello le restamos un 15 por ciento (aunque me parece demasiado) quedan unos 21 550 pero también puede ser que me haya quedado corto pues en ningún momento he pretendido exagerar las caminatas, en ese caso y si le sumamos un 8 por ciento serían unos  27000 km.

Como es lógico en todo este tiempo ha habido de todo, desde una mañana de invierno en la ruta larga que hacía tanto viento y tan frío que tuve que recurrir a una bolsa de plástico que había enganchada en unos cardos para ponérmela dentro de la chaqueta a modo de chaleco antibalas porque el aire frío me calaba la ropa y no veía el momento de llegar a casa hasta la vez que llegamos de vacaciones sobre las 15:00 en pleno Agosto y sin subir a casa lo primero fue visitar el Puente de San Miguél, eso sí, con un bote de cerveza Voldam en la mano y otro en el bolsillo recién sacados del bar porque ante todo el bienestar del animal que llevaba cuatro horas sin levantarse del asiento trasero del auto.

En los dos primeros años apenas tuve que recurrir al paraguas pero cuando llegaron las lluvias y viendo que pasaría gran parte del tiempo en la calle le encargué a mi mujer que me comprara un paraguas “familiar” el más grande que hubiera.

Una mañana de primavera amaneció lloviendo con ganas,  para salir éramos puntuales pues el animal ni comprendía el tiempo que hacía en la calle ni le importaba así que ante el DSC_8296 webestar viéndole impaciente en el pasillo o salir inmediatamente a la calle siempre optaba por lo segundo. Un momento después de abrir el paraguas lo tuve que cerrar pues el viento ejercía tal presión sobre él que casi me levantaba del suelo, era imposible transitar con el paraguas abierto así que nos hicimos la ruta de costumbre y volvimos los dos empapados, a él solo le faltaba “el champú” y yo parecía que acababa de cruzar el río hasta las ingles, cuando llegamos a casa él pasó directamente a la bañera para darle un repaso con su correspondiente champú y yo directamente a cambiarme la ropa. Estos dos ratos nunca se me olvidarán mientras me quede algo de memoria.

También recuerdo  una noche fin de año que nevaba débilmente y cuando estábamos preparándonos para cenar alguien me recordó que había que pasear al animal, nunca me sentó mal por ese motivo ponerme la ropa y salir a la calle aunque tengo que reconocer que algunas veces era como para pensárselo (por el mal tiempo) y cierto es que pensé como el Zapatero y el gato.

Varias noches enteras de verano las pasamos haciendo fotografías al firmamento. No había que preocuparse por él pues en llegando la oscuridad se arrimaba al coche y estaba todo el rato pendiente para ver cuando nos marchábamos a casa.

Una tarde , ya a “ultima hora”, que me senté en la furgoneta para tomar notas pensó que IMG_2762 ps ok webme marcharía ya y sin él y comenzó a ladrarme con su ladrido característico que era dos ladridos seguidos acompañadas de un silencio como en el morse punto, punto, raya…  punto, punto , raya, como diciendo ¡eh, que estoy aquí, no te olvides! click aquí para ver el vídeo. No le gustaba nada estar atado esperándome, unas veces se quedaba tan tranquilo pero otras la liaba, incluso en la calle cuando nos parábamos a hablar con alguien comenzaba a ladrar como diciéndome ¡hemos venido a caminar! ¿porqué te paras?.

Pasar fines de semana sin ir al campo era como desperdiciar su vida pero no siempre me resultaba posible, ¡ya nos hubiera gustado!. Cada vez que salía al campo sin él una parte de mi se quedaba también allí en casa y muchas veces al día me venía a la cabeza su recuerdo pero hay veces que el perro no te puede acompañar.

12 mayo 2013 (medio año antes de la cadera)  hicimos una excursión a la zona de Hiendelaencina y ahora mirando las fotografías se comprende porqué el perro está tumbado a primeras horas del día sin haber caminado apenas, la enfermedad ya comenzaba a dar sus primeras muestras pero para alguien como yo que no tenía experiencia en el tema resultaba ser totalmente normal. Son de mayo y agosto 2013. Sin embargo al medio día estábamos en la ribera del río Bornoba y grabé este vídeo donde se le ve feliz revolcándose en las hierbas frescas al lado del agua.

_DSC8632cerco webIMG_0816 web

La primera salida que hicimos recién superado ya el primer problema de la cadera fue a Torrebeleña, no sabíamos la dificultad que tendría para caminar pero ya en el lugar vimos que lo hacía con dificultad sobre todo al final del día, grabé este vídeo.

_DSC0280 webUnos meses después que parecía se había recuperado del primer golpe grave de cadera nos dimos un paseo de 3.5 km pero sin prisa (para comprobar su resistencia) aún así tuve que llevarlo en brazos la mitad del camino de regreso.

En los últimos meses algunas noches en esos paseos solitarios con él en los que reinaba la tranquilidad y nadie pensaba ya en correr o caminar deprisa pensaba en tantos lugares recorridos, tantos días juntos, tantos bocadillos compartidos… aunque parece ridículo era como tener una persona de compañero, persona que perdería por ley de vida no tardando mucho tiempo…

Varias zapatillas he desgastado en estos años pero el perro siempre con las misma pezuñas.  En los últimos años me di cuenta de que se resbalaba con frecuencia en el suelo de casa (tarima flotante) un día pensando IMG_4521 web
en lo que habíamos caminado le miré las pezuñas y las tenía totalmente pulidas, pensé que era la causa por la que se le iban las patas, ni llegué a suponer que era la edad la principal causa o razón.  Un animal de esta especie no está adaptado para caminar siempre por el asfalto pues es un material muy abrasivo, como una lija. En una de las reformas de albañilería del 2014 hice que pusiera en el cemento sus patas traseras para dejar su huella.

En el barrio hay un puente que cruza el canal que tiene el suelo  construido con chapas de hierro, en los días de verano se pone igual que una estufa, siempre intentaba impedir que cruzásemos por allí en verano pero cuando ya no había “marcha atrás” lo cogía en brazos como a un chiquillo porque estoy seguro que le quemarían las pezuñas. No hay día que vaya a por el pan que al pasar por ese puente no recuerde a mi fiel compañero una vez más.

IMG_0185 webIMG_0187 web

 

 

 

 

Gracias por llegar hasta aquí, si crees que a alguien más le puede interesar no dudes en compartir. alcorlopantano.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *