Capítulo 015, El Celo

IMG_8818 cerco webNo he conocido animal más “cariñoso” que el Yuco en cuanto a la reproducción se refiere, a veces cuando se encontraba con alguno de sus semejantes por la calle (le daba igual de qué sexo fuera) se ponía nerviosito perdido con un afán de subirse encima que me resultaba embarozoso, hasta tal punto insistía que pronto teníamos que alejarnos pues se ponía muy pesado con sus gemidos, al poco tiempo se le pasaba totalmente y continuaba buscando nuevos olores.
Varias anécdotas puedo recordar sobre este tema: la más antigua fue por el año 2007, en plena edad reproductiva pues tenía Continuar leyendo “Capítulo 015, El Celo”