Capítulo 010 Volver al arenal

_MG_8808-ok-ok-arenal-webEn Febrero de 2014 cuando comenzó con la enfermedad que le acompañaría hasta el final de sus días le pedí a “mi Dios” que nos permitiera volver a subir de nuevo al “arenal” al siguiente 1 de noviembre ya que supuse que la enfermedad de sus caderas no era para acabar con su vida en una fecha cercana.
En ese lugar le vi disfrutar correteando por las pequeñas dunas de arena fina y blandita donde se le hundían las patas igual que el día que pisó la nieve por primera vez, (vídeo del capítulo anterior) pocas veces le había visto disfrutando tanto de los elementos, parecía un niño pequeño haciendo muecas y dando pequeños brincos y piruetas.
Descubrimos “el arenal” unos meses antes, el 1 de noviembre de 2013.  Se trata de una montaña enorme de arena muy fina, se parece a la harina, a veces el viento levanta pequeñas nubes con las que hay que tener muchísimo cuidado si se cambia de objetivo en la reflex en ese momento pues sería difícil limpiar el interior de la cámara incluso se puede colar dentro del objetivo. La montaña de arena es producto del último intento hace ya cerca de veinte años por extraer plata de los escombros de mineral que se encuentran en la superficie de los pozos de las antiguas explotaciones mineras de la zona, las minas de plata de HIENDELAENCINA.

En el mes de abril de ese 2014 (3 meses después del comienzo de la enfermedad) pasamos cerca del lugar y nos acercamos otra vez a esas ruinas mineras con intención de hacer alguna fotografía pero ni siquiera subimos a la montaña de arena pues él no hizo ni intención de subir, a lo largo de esos meses tuvo altibajos pero ese día no se encontraba en su mejor momento ya que apenas podía caminar.

Después de NUEVE meses de constantes visitas al veterinario y suministrarle medicamentos estando muy cerca ya el “día de los santos” volvimos al arenal aprovechando una ruta por aquel terreno, aquí unas fotos de ese día…
_MG_2211web _MG_2224-arenal-web   ARENAL WEBIMG_2671-yuko-arenal-web

Llevo varios años que el 1 de noviembre me encargo de abrir y cerrar ese día el cementerio conmemorativo de Alcorlo así que pasábamos la mañana por las inmediaciones dando un paseo por la orilla del pantano y/o subiendo al cerro, yo siempre liado con la fotografía ya que al ser otoño los árboles están amarillos y no se puede desaprovechar la ocasión,  luego por la tarde nos acercábamos a las minas de Hiendelaencina. Esta es de este año 2015, ya “sin su compañía”IMG_5102-noviembre-web

Volviendo al año pasado: Llegó el día de “Todos los Santos” y como veníamos haciendo los últimos años nos acercamos “al arenal, mi Dios atendió mis súplicas, quería darle el gustazo de repetir aquella experiencia _cualquiera hubiéramos hecho lo mismo por un amigo _ pero su vitalidad había decaído tanto que ya no había tal ilusión ni fuerza para correr aunque disfrutó dentro de sus posibilidades pues ese lugar no se exactamente que tiene, mereció la pena el intentarlo.
En este vídeo se ve la diferencia de vitalidad entre el primer año (primeros segundos del vídeo) y el resto de este último, se puede apreciar cómo se cansaba incluso sentado y como le fallaban las patas traseras. Se escucha como le excito para que iniciara el trotecillo la cuesta abajo igual que hiciera el año anterior pero le costaba  mucho trabajo aún en aquella superficie tan blandita…
Disfrutamos otro largo día más de campo sin ningún contratiempo, al menos esa tarde fuimos felices, muy felices, cada uno en su “salsa” el perro siempre disfrutó corriendo o caminando (siempre dentro de sus posibilidades ¡claro!) por esos arenales igual que como si fuera nieve, lástima que en la nieve tan solo pudo hacerlo un par de veces.

Esta es en Alcorlo ese mismo día de 2014 por la mañana, al fondo “La Torrecilla”, no estaba el animal para “muchos trotes” pero era una foto “obligada”, quería hacerla,  pues nunca sabe uno cuando llegará “su día”…DOS FOTOS web

Este año como de costumbre volví a Alcorlo y estuve en “al arenal” _tenía que hacerlo_ aunque no se muy bien porqué. Fue un día duro, muy duro. Aunque no quiero recordarle no puedo evitarlo.
Nota para los amantes de la fotografía: las primeras imágenes del vídeo y/o la de la cabecera tienen colores diferentes (no son reales) porque están tomadas con una cámara sin filtro Infrarrojo/Ultravioleta, otro experimento más, me gustó el resultado.

Gracias una vez más por llegar hasta aquí. alcorlopantano.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *