Alcorlo, mi pueblo

Imagen agustin cabecera

Hace unos días la Asociación  Hijos y Amigos de Alcorlo me hizo entrega de una placa de agradecimiento a mi aportación al pueblo o mejor dicho todo lo que representa Alcorlo, en la que rezaba: Por los méritos contraídos de apoyo y colaboración con esta Asociación, el cuidado de la Ermita y sobretodo; la gran labor audiovisual, fotográfica y de difusión a través de nuestra página web, de Alcorlo; aprovecho para compartirla con todos los demás que han colaborado en esta misma labor aportando desinteresadamente sus fotografías, su tiempo y su dedicación como Ángel Masa, Mila, Ángel Somolinos, Gregorio, Merche, Alejandro y últimamente mi hijo David, a todos ellos un millón de gracias ya que sin su ayuda Alcorlo no sería ni mucho menos lo que es hoy, pues nunca me sentí solo.  Sinceramente, esta placa no me aportó «ni mucho frío ni me quitó calor» pues ha sido una labor que he venido haciendo con muchísimo gusto voluntaria y desinteresadamente durante más de una década y seguiré en la misma línea, como suele decirse: ¡¡¡por mi pueblo lo que haga falta!!! ¿Alguna vez te has preguntado qué has hecho o qué puedes hacer por tu por pueblo? la respuesta puede ser muy variopinta, desde «yo ya pago mis impuestos y no tengo porqué hacer nada más» a ¿por qué tengo que hacer algo si ya hay gente trabajando en ello?… En el caso de Alcorlo, mi pueblo, puede ser ligeramente diferente, no pagamos impuestos ni tenemos votaciones locales, ni siquiera tenemos ayuntamiento propio, solo nos une el pasado con sus recuerdos un presente estable y un futuro incierto pero probablemente corto aunque el tiempo es siempre un valor relativo. Mi aportación al pueblo comenzó aproximadamente en el 2006, por aquellos  Continuar leyendo «Alcorlo, mi pueblo»

Extraños en Madrid

IMG_1744 ok webAlgunas notas de mi diario. 5 de Marzo 2016.
Hoy estuve en Madrid, me gusta y lo odio a la vez, la gran manzana en mitad de un llano. Diana quería comprarse un par de trajes de fiesta, uno para su graduación y otro para una boda próxima. Aprovechamos para salir de casa y casi toda la familia fuimos a «ver tiendas» yo con mi cámara de fotos al hombro pero sin mucha intención de usarla.
Nos metimos en sus entrañas en la estación de metro de Hortaleza, yo como un perrillo sin correa detrás del grupo, todos conocen el subsuelo mejor que yo la superficie, como voy a Madrid tan de tarde en tarde no me molesto ni en aprender las estaciones de metro, soy un comodón.
Tomamos un vagón dirección al centro, al corazón, la plaza Mayor pero antes pasamos por Bravo Murillo.
Primera parada: una tienda especializada en trajes de fiesta. Primero que me llama la atención son las dependientas, todas jóvenes y de buen ver, falda ultra corta, Continuar leyendo «Extraños en Madrid»

La Maestra de Alcorlo


IMG_7355 web

¡Qué suerte tuvieron los chavales y vecinos de Alcorlo el día que se jubiló Dª Marina y a su relevo apareció la nueva maestra!
Este relato es muy especial para mí, lo escribí principalmente por dos motivos: el primero para recordar a Mila (aprovecho también para agradecerle sus años de escuela con nosotros) y el segundo para que mis hijos conozcan, valoren y comparen el tipo de vida tan diferente que hemos vivido las dos generaciones a pesar de que solo treinta años nos separan, al leerlo recordarán mis viejas historias y conocerán otras que nunca conté a nadie.
Está basado en mis recuerdos de los maestros que conocí en Alcorlo y especialmente el de «la última maestra» que tuvimos allí y su influencia en nosotros, especialmente en mí. Todo ello desde la perspectiva de un niño que empieza a descubrir la vida.
Como es largo lo dividiré en capítulos. D. Carlos, Dª Marina, La Maestra y 28 años después.

Parte 1: D. Carlos.
Cuando yo tenía 6 años el maestro de los chicos era D. Carlos y el de las chicas Dª Marina que los chicos bautizaron como «La Pocha» (por favor, que me perdone) pero es que era una señora muy pero que muy mayor o al menos Continuar leyendo «La Maestra de Alcorlo»

Los inviernos de Alcorlo

0012 eusebio webMis recuerdos sobre los inviernos de Alcorlo no son agradables, comenzando por las dos o tres veces que tenía anginas y continuando por el frío tan intenso que hacía en la calle e incluso en el interior de la casa.
El cambio climático es una evidencia, hoy ya nadie lo discute, mi madre contaba que hubo un invierno en Alcorlo que cayeron SIETE nevadas consecutivas, parece ser que fue en febrero de 1955, antes de que se deshelara una ya caía la siguiente encima, los arboles de la vega (especialmente los frutales) con las ramas resquebrajadas de no poder soportar tanto peso, era una nevada encima de otra, las animales ya no tenían qué comer en el corral y en el campo solo se veía nieve donde mirases.
Cuando llegaba el deshielo el río Bornova a su paso por el lugar conocido como “La Fábrica” destrozó varias veces el puente, el agua superaba el nivel y lo pasaba por encima, una bestialidad teniendo en cuenta que ese mismo río en verano poco más y se secaba eso sí que era Continuar leyendo «Los inviernos de Alcorlo»

Capítulo 011, Estoy perdido

PDSC_7609NX cabecera webAunque no han sido muchos voy a recordar los sustos o malos ratos en los que tuve miedo a que le pasara algo grave en nuestros paseos por el campo como que se perdiese para siempre o que se enzarzara en peleas con otros perros sin poder evitarlo.

Bonaval, Abril 2010. Ya lo he comentado alguna vez pero el Yuco no era un perro de raza apropiada para vivir en el campo, su enorme cola y sus largos mechones en la parte trasera hacían que se enganchara en todos los arbustos del campo, era como un peluche al que le sacábamos al campo en el que disfrutaba en su mejor entorno, volvía a casa lleno de pinchos y pajas pero con un baño y paciencia se volvía a convertir en el «peluche casero» que a todos nos gustaba sobar y disfrutar de aquel Continuar leyendo «Capítulo 011, Estoy perdido»

La Cometa


IMG_3539 cometa web

No tendría yo más de 8 años cuando sucedió lo que aquí voy a recordar. Alcorlo 1970 aproximadamente. En el colegio del pueblo tan solo éramos 22 alumnos en clase, repartidos en todos los cursos desde primero a octavo. También teníamos una pequeñísima biblioteca de la cual solo recuerdo haber leído tres o cuatro libros, Ivanhoe, 20.000 leguas de viaje submarino y un libro sobre manualidades.
Un fin de semana de invierno creo recordar que Enero se me ocurrió leer este último y poner en práctica una de tantas manualidades que allí explicaba, se trataba de construir “una cometa”, yo ni sabía que era eso. En Alcorlo los juguetes brillaban por su ausencia, recuerdo una época larga donde el principal juguete de todos los críos era un balón anaranjado de esos típicos de baloncesto con el que jugábamos al fútbol mayores y más pequeños todos juntos porque era la única manera de tener un número mínimo de jugadores, los más pequeños siempre iban «bajo los palos» ya que se confiaba en Continuar leyendo «La Cometa»

El Abuelo y su tumba, 39 años después.

evaristo 14 web rec

El abuelo, esa figura familiar por la que siempre sentí mucho respeto. Solo coincidí en el tiempo con uno de ellos pues el otro falleció antes de que yo naciera. Terrible mes el de Agosto de 1961 cuando mi madre perdió a su padre y una semana después a su primer hijo de 29 días de vida.
Mi madre era la sexta hija de una familia de siete hermanos por lo que mi abuelo ya era mayor cuando yo nací, no conozco mucho de su vida salvo algunos detalles _contados con los dedos de una mano_ escuchados a mi madre o a mis tías.
De oficio principalmente albañil donde trabajó hasta la edad de 78 años y falleció a los 84. Por lo visto era de testarudo a muy testarudo pues falleció de inanición ya que se negó a comer para acabar con su vida, el médico no pudo hacer nada contra eso, y con ello dejar de causar molestias a la familia conviviendo a temporadas en casa de cada hijo aún estando todos ellos viviendo en el mismo pueblo.
Recientemente me contaron que era una persona que generalmente andaba todo el rato canturreando, incluso el día en el que anduvo fabricando el ataúd de su esposa fallecida ese mismo día.
Contaba él que no habría en Alcorlo ni una docena de casas donde no hubiera puesto sus manos; construyó en el pueblo una  para cada hijo de varias plantas (siete en total) más todas Continuar leyendo «El Abuelo y su tumba, 39 años después.»

La construcción de la mirada

IMG_8373 robles portada webLo siento, lo siento mucho pero tenía que hacerlo, yo se que no te gusta Jose Carlos pero con el tiempo lo comprenderás. Cuando llegaba el primer día al local del taller me dije: «quiero una foto con el maestro» donde muestre mi respeto y sumisión hacia él y aunque la foto pueda parecer ridícula y/o cómica la tenía que hacer, he aprendido tanto  con él que era lo menos que podía hacer.
Es curioso, la otra vez que le vi (hace más de un año) no me atreví a saludarle, me quedé con las ganas ¡si es que me conozco! no hubiera podido, pero esta vez Continuar leyendo «La construcción de la mirada»

La Conquista del Paraíso

IMG 0081 DIPLOMAS flickr

Hay días “grandes” en la vida de una familia, hace pocos días fue uno de ellos, lástima que por diversos motivos  NO  todo el mundo tiene la fortuna de disfrutarlos.
Si hace ya casi un año David nos hizo disfrutar de un GRAN día con la presentación de su proyecto final de carrera (Click AQUÍ para el relato)  esta vez no ha sido menos, le hemos acompañado a recoger el Diploma que le acredita como Ingeniero Técnico Industrial en la especialidad de Electrónica Industrial en la Universidad de Alcalá.
Yo nunca antes había estado en tales eventos, gran multitud de “mozos y mozas” todos con cara de felicidad, ataviados con trajes y vestidos apropiados para la ocasión, acompañados de familiares y amigos, ¡qué buen momento en la vida de una persona donde uno recoge el fruto de varios años de esfuerzo y dedicación! lástima de Continuar leyendo «La Conquista del Paraíso»

Alcorlo, requiem por un pueblo.

cuadro 002 pp

El día 28 de Enero de 1982 Alcorlo fue demolido, las aguas del embalse ya llegaban a las viviendas más bajas y había que proceder sin más demora al desalojo de los pocos habitantes que se resistían a hacerlo. Aquí cuento mis recuerdos de aquellos días y como fue tal desalojo. Click AQUÍ para ver un vídeo que he creado.
Como dice un párrafo de la canción «Alcorlo, pueblo muerto» interpretada por Rio de Piedrasa ti te tocó morir para que otros sobrevivan”.

Capítulo 1: Ubicación de Alcorlo.
Alcorlo es/era un pueblo de Guadalajara situado en la zona donde comienza la sierra o la comarca de la “arquitectura negra”. Está situado en el triángulo entre Jadraque, Atienza y Cogolludo.
En los años 60 o incluso mucho antes alguien se fijó en la estrechez que tenía el río Bornova un kilómetro más abajo del pueblo, en un paraje llamado “El Congosto”  y decidieron hacer un embalse para regar la “Vega del Henares”. Hoy el agua también se emplea para consumo humano y por lo que se prevé acabará siendo 100 por 100 consumo humano pues cada día somos más a consumir agua y gracias al cambio climático menos el caudal de los ríos

Capítulo 2. Así comenzó todo.
Sobre recuerdos de mi pueblo podría escribir durante varias horas/días pero comenzaré desde que más o menos se confirmó la noticia de que las obras del Continuar leyendo «Alcorlo, requiem por un pueblo.»