Capítulo 23. Cuestiones cívicas


Por mucha suerte que te traiga el pisar una caca de perro preferimos evitarla pero el aumento tan considerable de estos animales paseando por las calles sumado a la falta de civismo por parte de muchos de sus dueños al hacer caso omiso en la obligación de recoger y tratar sus excrementos ha creado un malestar importante en la población, sobre todo para todos aquellos que cuando ven caminar un perro por la calle solo ven eso: “Un Perro”.
Este tema es bastante complicado de entender y delicado de tratar pues no se ve la misma película cuando eres el actor o eres parte del público aunque los hechos sean los mismos.

11 años caminando por las calles varias veces al día con un animal enganchado de la correa han hecho que pueda contar anécdotas sobre el comportamiento de perros y humanos en la calle.

Antes de continuar: sobre la imagen de portada me pregunto la diferencia del cartel pegado con el cartel trasero… ¿quizás la cantidad de euros?… el problema no lo solucionan un puñado de euros.

Hace tan solo unos 15 años no había ni una parte de los perros que hay hoy por lo tanto perros y cacas pasaban medio desapercibidos pero Continuar leyendo “Capítulo 23. Cuestiones cívicas”

Capítulo 022 La Bañera.

Según el veterinario el Yuco era de una raza mezcla entre  “chiguagua y perro de agua” pero nunca he visto animal con más fobia a mojarse en la bañera, igual de muy joven que de mayor. Cada dos semanas o cuando el animal comenzaba a oler a “perro” lo pasábamos por la bañera, casi siempre era yo quien hacía los honores.
Cuando lo llamabas desde el cuarto de baño como mucho se acercaba hasta la puerta pero era quitarle el arnés y ya no sabía qué hacer para evitar el baño.
El agua para él debía estar justo a su temperatura corporal, igual que si se tratara de un bebé pues en cuanto la notaba un poco más caliente o un poco más fría comenzaba con un canturreo mezcla de “quejío flamenco” y “chillido sordo” que te rompía el alma e inmediatamente Continuar leyendo “Capítulo 022 La Bañera.”

Capítulo 021. Mi perro Manolo.

De este animal recuerdo varias cosas y casi todas tristes, desde la paliza que le pegaron que casi le costó la vida a las perrerías que le hacían algunos jóvenes, después el traslado a otro pueblo y finalmente el abandono y muerte. ¡Hasta para ser perro hay que tener suerte en la vida!
Del primer perro que hubo en la casa de Alcorlo apenas tengo recuerdos, era una perra de tamaño mediano, mi padre practicaba la caza y toda su vida tuvo algún perro de los que contaba mil hazañas persiguiendo o recuperando las presas. Perros que eran capaces de capturar una pieza sin necesidad de escopeta o hacerse con una liebre de tamaño superior en peso.
Parece ser que aquella perra tenía algún problema en Continuar leyendo “Capítulo 021. Mi perro Manolo.”

Capítulo 019 Solo en casa.


En este capítulo hablaré sobre las sensaciones que sentí y las situaciones en las que se encontraba el animal al estar solo en casa, también sus reacciones o costumbres.
El tiempo para los animales es diferente, un animal ya sea perro, caballo, gato etc  puede estar horas sin mover un músculo… el tiempo parece no tener importancia para ellos, solo lo dejan pasar y punto sin embargo para algunos humanos es desperdiciar la vida.
El Yuco no era un perro casero de esos que viven en el porche de un chalet y se refugian en una caseta de madera “made by Leroy Merlin”, chalet de esos que regalaban durante la burbuja inmobiliaria como conozco tantísimos casos en el pueblo, perros de esos que por aburrimiento se pasan el día ladrando bien porque te ven pasar o por simpatía con Continuar leyendo “Capítulo 019 Solo en casa.”

Capítulo 017, La alimentación

la-alimentacion-portada-webEste capítulo es el primero de la SEGUNDA parte. Noviembre 2016, 16 meses después. El tiempo es un bien preciado y no he dispuesto antes de él para poder continuar, ni mucho menos ha sido por falta de ganas pero mis obligaciones, aficiones y devociones me tienen “frito”, cada día, cada semana, surgen nuevas como las setas en Otoño.

En casa la alimentación siempre ha tenido una importancia capital, no servía eso de “irse a dormir con un vaso de leche y unas galletas” , decía mi madre que  “el cabrito bien cenado bien duerme” y pese a que  el refrán dice que “por culpa grandes cenas las sepulturas están llenas” rara ha sido la noche que amos y perro no cenaran como Dios manda.

Los perros que yo conocí de crío todos se alimentaban de la comida que sobraba a la hora de comer _ lo malo es que nunca sobraba mucha_  y de los restos de algún animal que encontraran por el campo, pero si una cosa tenía clara es que mi perro comería en gran parte piensos de bolsa, esas croquetas de varios colores que vienen preparadas con todos los nutrientes que necesitan, claro estaba también que “no solo de pan vive el hombre” y alguna golosina caería de vez en cuando en sus “fauces de cocodrilo” como las llamábamos donde muchas veces la comida pasaba directamente al estómago cual embudo se tratara.

Mucho antes de tener perro escuché a una señora mayor comentarle a otra que Continuar leyendo “Capítulo 017, La alimentación”

Capítulo 012 Las Fobias

8PICT0004 caballos web 2Principalmente tenía fobia a tres o cuatro especies de animales: caballos, gatos, ovejas y algunos perros “de raza peligrosa “,  su reacción era fundamentalmente ladrarles porque otra cosa nunca llegó a hacer.

LOS CABALLOS: Desconocíamos completamente su vida anterior y comenzamos a notar en su comportamiento que a veces se alteraba mientras tomaba el sol en la terraza. La terraza de la vivienda  (segunda planta) no estaba cerrada y aunque no le cabía sacar la cabeza entre los barrotes tenía amplias vistas de toda la calle en ambos sentidos.
Al poco tiempo descubrimos cual era el motivo, se trataba de “los caballos”, con muy poca frecuencia pasaba un vecino a caballo por la calle y se volvía loco ladrándole, sin embargo el resto del tiempo que estaba tumbado allí no daba ni un ladrido salvo que le pisaras. Ladraba al caballo con mucho ahínco, yo le miraba y le regañaba, él me miraba (de reojillo), parecía que me había comprendido pero solo bajaba un poco el volumen y al momento otra vez igual mirándonos y regañándole hasta que se alejaba con tu clack clock clack clock de las herraduras contra el asfalto.

Poco tiempo después cerramos la terraza pero el perro seguía ladrando de vez en Continuar leyendo “Capítulo 012 Las Fobias”

Capítulo 007 El Molino Zarzuela

_DSC0169 web Cientos de veces escuché a mi padre hablar del “Molino Zarzuela”, historias de la postguerra, anécdotas con la Guardia Civil, relatos de caza de aquellos barrancos etc etc pero a pesar de que anduve pescando con él muy cerca de ese lugar nunca llegué a poner mis pies allí, me resultaba misterioso y enigmático por tantas historias escuchadas por ello se convirtió para mí en un  punto obligado de visitar.
El 30 de julio de 2000 y aprovechando que mi familia andaba ya en la playa encontré el momento perfecto para pasar la noche bien allí o en cualquier otro punto cercano ya que no sabía muy bien si lo encontraría, solo sabía que estaba en el cauce del Bornova; esto hoy suena ridículo o absurdo porque con el google earth podemos establecer la ruta perfectamente pero en aquellos tiempos no todos teníamos ordenador en casa y las máquinas fotográficas digitales se comenzaban a ver, la que utilicé era Continuar leyendo “Capítulo 007 El Molino Zarzuela”

Capítulo 005  Querida Libertad, Los latigazos.

0001 web blog

Decía en otro capítulo que no me gusta ver a los animales atados pero como no dejan de ser “animales” hay que llevarlos controlados. Yuco no era un perro obediente ni en esas fechas ni a lo largo de su vida, no era de esos perros que les das una voz y por el tono ya saben lo que tiene que hacer, el Yuco se pasaba por el forro “las voces y los tonos”.
Se me pasó por alto el tema de su nombre, en el capítulo 001 hablaba de la gatita “Yuca” que no pudimos tener más que unos días así que para encontrar un nombre para el perro no perdimos ni un solo minuto ya que todos coincidimos desde el primer instante en que fuese “YUCO”.
Decía también que nunca pensé que un animal respondería a su nombre pero me equivoqué, a los pocos días de comenzar a pronunciar su nombre me tuve que Continuar leyendo “Capítulo 005  Querida Libertad, Los latigazos.”

Capítulo 003 Tenemos un perro.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Por aquellos años no había en las casas ni una décima parte de los perros que hay hoy. Con el “España va bien” se llenaron los campos de chalets y se pusieron de moda los animales de compañía principalmente perros, algunos con la excusa de vigilar la casa ladrando a cualquiera que pasase caminando por la acera dándole un susto de muerte y otros por el hecho de sobar un animal y tener “alguien” con quien hablar y con qué entretenerse, vamos lo que se llama “una mascota“.
Los primeros meses era sacar un perro, unos años después se convirtió en sacar a tu mascota  pero los últimos años era sacar a tu amigo y compañero.
La primera norma que puse es que el animal debía de salir a la calle como mínimo  3 VECES al día con un mínimo de tiempo de 20 minutos en cada salida, parece que acerté pues mirando muchos años después por la web es lo que se recomienda.
A lo largo de todos estos años he visto algunos casos que solo lo sacan unos minutos un par de veces al día y eso si no está lloviendo que si es así en cuanto hace sus necesidades sale pitando para casa por eso mi vecino le dijo mil veces “Yuco, eres un perro privilegiado” ya que salía a la calle siempre que había un mínimo de tiempo para él sin importar Continuar leyendo “Capítulo 003 Tenemos un perro.”